Trazando la línea entre la recepción y el otorgamiento

Dr. Michael LaitmanEn el momento en que la persona llega a quejarse con el Creador, hay un ocultamiento inmediato y él ya no está dirigido hacia el Creador, sino más bien a otra meta. Esto se debe a que el Creador es la única fuerza, y no existe nadie además de Él, y Él es bueno y benevolente. Si ustedes apuntan directamente hacia Él, entonces no pueden tener ninguna queja. En el momento en que desvían un poco de la dirección correcta, inmediatamente se sienten insatisfechos y llenos de quejas.

Giren hacia la dirección correcta y hagan todo lo posible hasta que se desvíen y empiecen a quejarse de nuevo. Así, con su insatisfacción y la superación de ésta, cada vez avanzan hacia el Creador, como un barco que avanza por medio de virajes. Esto se debe a que ustedes no se pueden avanzar directamente hacia el Creador, no tiene el atributo de otorgamiento, los atributos del bueno y benevolente. Tienen que construir esta imagen por encima de su atributo de recibir, a partir de su opuesto. Ustedes construyen una réplica de estos atributos y no los atributos reales.

Es de conocimiento común que la única manera de crear una escultura es mediante la eliminación del exceso y/o de los sobrantes. Ustedes pueden tomar una gran roca y sacar todas las partes innecesarias para conseguir la forma deseada. Pueden tomar yeso y hacer una estatua de él, pero, en cualquier caso, lo principal es el borde, la forma externa que creamos por encima del deseo de recibir, al aclarar cada vez dónde trazar la línea entre el deseo de recibir y el deseo de otorgar.

Así que nuestro trabajo siempre está hecho de la inclinación a parecernos y por esa razón la persona es llamada “Adam, hombre”, lo cual significa “Domeh” (similar, en hebreo) al Creador. Nuestro trabajo es justificar al Creador. Yo, por mí mismo, no puedo enfocarme en eso, ser bueno y benevolente y no existe otro además de Él, pero al justificarlo a Él me vuelvo igual a Él y me atribuyo yo mismo a Su forma.

(100875)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 2/17/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La bondad es una constante que no puede ser cambiada
¿Por qué el Creador nos sacude constantemente?
Justificar al Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta