Un punto que no te traicionará

Dr. Michael LaitmanDesafortunadamente la persona frecuentemente define de manera incorrecta el esfuerzo y gasta mucha energía haciendo cosas que no la ayudan a avanzar hacia la revelación espiritual y a darle contento al Creador. Ella inicialmente toma sobre sí las diferentes tareas difíciles, pero con eso, sólo pelea con molinos de viento, luchando contra enemigos imaginarios y fuerzas irreales que se interponen en su camino.

No es fácil desvelar las fuerzas que se interponen en el camino de la persona. Ellas están muy cerca de la persona, y esta no puede discernirlas ya que piensa que éstas son ella misma. Se aferran a ella con tanta fuerza que la obligan a pensar como si fueran una parte inseparable de ella. No puede mantenerlas alejadas de ella para ver que son sus enemigos, como se nos dice, “Los enemigos del hombre viven en su propia casa”.

Lo más importante es localizar a los enemigos que se interponen en su camino hacia el Creador. Cuando la persona comienza a ubicarlas y se acerca a los discernimientos reales, ve que todo lo que ella tiene son sus enemigos. No tiene nada propio, no tiene aliados en los que pueda confiar ni con quienes contar para que la apoyen a lo largo de este camino y confiar en su ayuda de una manera correcta y pura. Debido a ello, todas las fuerzas cercanas se revelan como opuestas a ella.

Algunos de sus deseos, pensamientos, y atributos ahora se ríen de ella; otras ponen obstáculos intencionalmente a lo largo de su camino, haciendo que su futuro camino sea más difícil, pero al mismo tiempo éstas se disfrazan tan hábilmente que ella cree que le están haciendo un favor. Otras la debilitan reteniéndola hacia atrás, poniendo clavos en sus ruedas, insertando así una fuerza que opera contra ella y haciendo que se detenga. Así operan ellas bajo diferentes máscaras en contra de la persona, molestándola de diferentes maneras, tanto directa como indirectamente de manera astuta y utilizando trucos terribles.

Eventualmente, la persona descubre que no puede contar con ninguno de sus atributos, deseos o pensamientos. Entonces, ¿con la ayuda de quién puede contar, con quien puede avanzar? ¡Resulta que no hay nadie! Sólo si se vuelve hacia el grupo desde el punto en el corazón será capaz de llegar a los pensamientos y fuerzas correctos en los cuales ella puede confiar en el camino.

Ella e vuelve hacia el grupo desde su punto en el corazón, puesto que es el único punto puro que tiene, y ella trata de usarlo sólo con respecto a los amigos, dándose cuenta de que no hay nada más que pueda invertir en ellos, excepto esa chispa. Ella cuida de no recurrir a ellos con todos los otros pensamientos y deseos, como una persona que está enferma y tiene miedo de infectar con su virus a las personas que están cerca de ella.

Entonces recibe del entorno todo lo que los demás tienen para avanzar hacia la meta correcta. Con su autoanálisis ella ya ha aclarado cuál debería ser su percepción real, la cual incluye sólo los atributos correctos que recibió del entorno. Con ello, el entorno se convierte en una “sociedad funeraria”, que le ayuda a enterrar todos los pensamientos y deseos egoístas naturales y a recibir nuevos atributos del entorno, y realmente del Creador.

Al encender la chispa en su corazón, con ayuda de ellas, la persona comienza a construir su vasija espiritual. Esto significa que absorbe los poderes y deseos de la sociedad, de todos los demás, y alcanza así su primera corrección.

A menos que la persona cambie totalmente todos sus atributos por los atributos de la sociedad, no será capaz de construir la vasija de su alma. Debemos entender esto, dado que sabemos que el deseo de recibir no está refinado ni cambia, pero la persona restringe su deseo de recibir inicial y su forma natural.

Cuando recibe un deseo del entorno, adquiere sus primeras diez Sefirot, los atributos de otorgamiento. En la medida en que ella misma se anula, recibe de Arriba atributos que vienen en vez de los anteriores que dejó de utilizar. Así, en lugar de una vasija restringida recibe una nueva vasija.

 (100501 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de Febrero del 2013, Escritos de Baal HaSulam)
Material Relacionado:

Saltando por encima del ocultamiento
¿Qué esperar de los estudios de cabalá?
Atacando al enemigo interior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: