Un violín afinado con el Creador

Dr. Michael LaitmanEstamos hechos de deseo de recibir y lo sentimos todo en él sólo como alguna ganancia para nosotros mismos. Además de eso, la persona no comprende ni siente nada. La corrección está en el hecho de que nosotros afinamos el deseo para que tenga la finalidad de otorgar.

Mientras tanto, estas son sólo palabras agradables para nosotros y no entendemos de qué se tratan. ¡Esto significa que podemos penetrar en alguien más mediante el uso de nuestro deseo de recibir y sentir qué está sucediendo en su interior, es decir, saber cómo siente y entiende lo que está sucediendo en nosotros! Y, nosotros actuamos en consecuencia.

Esto significa que no debemos examinar la sensación real, ya sea dulce o amarga, agria, caliente o fría. Yo tengo sentidos muy fuertes, pero examino todo desde dentro de él y cuan bien que se siente. Después de todo, todo lo que siento proviene del Creador, así que quiero sentir cómo funciona en mí según el placer que el Creador recibe.

No hace ninguna diferencia cuales son mis sentidos o mis gustos. Yo valoro todo lo que ocurre dentro de mí sólo de acuerdo a lo que el Creador siente debido a lo que yo siento. Debemos estar juntos, es decir que yo tengo que estar dentro de Él para saber a ciencia cierta cómo me afinarme yo mismo, cómo ajustar yo mismo todo lo que está pasando dentro de mí.

Todo lo que hay en mi mente y corazón provienen del Creador, el Creador está dentro de mí. Por lo tanto, yo tengo que saber percibir Sus sensaciones por medio de mis sentidos. Tengo que anhelan la sensación de que Él es “el primero”, Él está dentro de mí, y Él evoca todas mis sensaciones y pensamientos, y que Él es “el último”, dado que tengo que ver con qué respuesta que le doy más contento a Él. Esto significa que yo debo examinar cómo responder a lo que está sucediendo con el fin de darle la mayor satisfacción.

Si actúo de esa manera, esa de Él. Yo lo recibo todo como “bueno y benevolente”, pero tengo que asegurarme de que es realmente bueno, y con el fin de hacer eso, tengo que conectarme con Él y en mi realidad, sentir que el Creador disfruta. Examino todo sólo de acuerdo a mis sensaciones dentro de Él, tanto en el comienzo como en el final, y por eso quiero permanecer adherido a Él, estar cerca de Él y descubrirlo a Él, puesto que, sin esto, no puedo ajustar mis respuestas a lo que recibo de Él.

En ese caso, tanto el amor como el temor se desarrollan en mí de manera simultánea. El amor se desarrolla por encima del temor dado que el temor es la condición esencial para el amor, sin el cual el amor no puede existir. Yo debo sentirme constantemente “con temor y temblor”, como si recibiera todas mis sensaciones del Creador y como si Él se vistiera en mí. ¿Qué quiere Él que yo sienta? ¿Cómo debo responder para darle la mayor satisfacción?

Esto requiere de mi devoción, auto anulación, adhesión y de la necesidad de sentir gozo en Él, puesto que “en Él, se regocijarán nuestros corazones“. Con eso, la persona se vuelve en un violín que toca de acuerdo a las respuestas y sensaciones que recibe del Creador.

Yo me afino y me calibro constantemente mí mismo para que el Creador sea “el primero”, como está escrito: “No existe nadie además de Él”, y para que Él sea “el último”, y que “en Él se regocijen nuestros corazones”. La persona está en el medio: Por un lado, se anula, sintiendo la actitud del Creador hacia el ser creado y, al mismo tiempo, expresa la respuesta en la actitud del ser creado hacia el Creador.

Por lo tanto, el amor absoluto sólo puede existir en una vasija que se afina con precisión a sí misma en todos sus 620 atributos, en sus deseos “con el fin de otorgar“. Ella no necesita nada para sí misma, excepto una cosa que descubrió al comienzo, que “No existe nadie además de Él”, y que finaliza con el “bueno y benevolente”. Esto significa que ella comprende que todo lo recibe del Creador que está vestido con la imagen de la persona (“No existe nadie además de Él”). Entonces, ella misma se viste en el Creador como el bueno y benevolente, al desear darle contento a Él.

(99103)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/29/13, Escritos de Baal HaSula

Material relacionado:
El mundo entero es el rostro del Creador
Sintiendo al Creador dentro de mí
Un detector para sentir al Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta