Una nueva era de las relaciones familiares

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuáles son en realidad las concesiones mutuas en la familia que debemos establecerse por encima de nuestra resistencia interior? ¿Es algo inusual?

Respuesta: Establecen concesiones sobre la base de nuestra comprensión de que no podemos cambiar nuestro carácter y que no tengo la intención de corregir o de romper a mi pareja. Yo no le pido que cambie de ninguna manera. Sólo basamos nuestra relación en el mutuo acuerdo y en las concesiones mutuas.

Yo compruebo hasta qué punto puedo conceder y aceptar la opinión de mi pareja, aunque básicamente, de acuerdo a mi ego, yo no concordaría con eso. Pero entiendo que sin concesiones yo nunca seré capaz de hacer ninguna conexión en la familia o en cualquier otro lugar. Así que ceder en cierta medida con el fin de crear el “espacio compartido” entre nosotros.

Pero no anulo mi yo ni mi pareja, yo concedo pero eso no quiere decir que me rinda. He ascendido por encima de mí mismo, pero yo no me borré. Entiendo que no estoy de acuerdo con mi pareja y al mismo tiempo sé que tengo que aceptar sus deseos, hábitos y opiniones por sobre mis deseos, hábitos y opiniones.

Resulta que yo mantengo mi opinión y ella mantiene la suya. Pero yo permito conscientemente que ella me controle. Por su parte ella hace lo mismo. No es fácil, pero al mismo tiempo cada uno de nosotros se duplica y nos conectamos en un todo. Yo incluyo todo lo que está en mi esposa, tanto los aspectos positivos como los aspectos negativos, y ella también incluye todo lo que hay en mí, tanto los lados positivos como los negativos.

Cada uno está dispuesto a renunciar a sus propias demandas con el fin de aceptar a su pareja como superior, como al amigo más querido. Así, cada uno de nosotros incluye al otro y esto lleva a una conexión entre nosotros e incluso a la adhesión, es decir a una incorporación total de los deseos.

Se trata de aprendizaje gradual, en el que las parejas entienden que han llegado a una nueva era en sus relaciones familiares, a una nueva dimensión de la percepción de la relación, del otro, de la sociedad y del mundo. La persona comienza a ver el mundo de otra manera. Ve la vida y el secreto de la existencia de estos.

Sin esta incorporación mutua, ni una sola célula viva, una planta, un animal o el hombre será capaz de evolucionar; la vida puede continuar sólo si cada uno le permite al otro entrar en su espacio.

¡Aquí la persona descubre el secreto de la vida! Ella comienza a sentir cómo ama y respira todo, cómo se desarrolla todo. Ella comienza a desarrollarse sólo gracias a sus concesiones hacia los demás.

Por sí misma, ella era una célula muerta, pero ahora comienza a absorber todo el mundo y se convierte en todo, al mismo tiempo, todos mantienen sus propios límites sin romperlos o anularlos. Es un momento muy importante dado que las personas a menudo consideran las concesiones en el sentido opuesto, como renunciar a su deseo y correr el riesgo de ser tragada por otra persona inmediatamente, como una serpiente que engulle a su presa.

 (100887)
De una charla sobre Una Nueva Vida del 7/25/13

Material relacionado:
La fórmula para unas relaciones de pareja ideales
El adaptador de las relaciones familiares
Un momento no se muevan

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta