A través de todas las vicisitudes hacia el Creador

Dr. MIchael LaitmanPartió luego de Elim toda la congregación de los hijos de Israel, vino al desierto de Sin, que está entre Elim y Sinaí, a los quince días del segundo mes después que salieron de la tierra de Egipto.

Y toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón en el desierto; y les decían los hijos de Israel: “Ojalá hubiéramos muerto por mano del Señor en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos alrededor de las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues ustedes nos han sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud ‘(La Torá, Éxodo, BeShalaj, 16:01-16:03).

Los hijos de Israel salieron de Egipto. Ellos escaparon de su egoísmo, y después de pasar por todas las vicisitudes, se elevaron hasta el nivel de “Elim”, al nivel de Bina. “Elim” proviene de la palabra “El”, que significa “Dios”, el “Creador”.

Y entonces llegaron al desierto de Sin (“Siná” significa “odio” en hebreo), es decir que cayeron en el odio, en la renovación del egoísmo, y se acercaron al monte Sinaí, el punto principal de las manifestaciones del ego. Naturalmente, ellos empezaron a quejarse porque ¡todo lo que tuvieron que atravesar, tanto lo bueno como lo malo, en su nivel actual, lo sintieron como algo insoportable! En este estado, la persona no puede tolerar el egoísmo que ha crecido en ella: Es mejor morir o desaparecer que sentir un odio tal.

Estamos hablando de una sensación completamente diferente del egoísmo. Ellos pasaron a través de todas las separaciones desde Egipto, y ahora están empezando a ver todo en la forma correcta. “El Monte Sinaí” representa el estado interno de la persona, su geografía interna. Debido al hecho de que la persona ha atravesado todas las etapas (aprendió, vio, se convenció, se sintió a sí misma, a los demás, sintió las relaciones entre las personas), ella se encuentra en tal estado, que no puede soportar su odio hacia los demás. Ella preferiría desaparecer que experimentar esta sensación hacia ellos.

Es por eso que el pueblo de Israel prefiere retornar a cualquier otro estado, en vez de sentir esa actitud y verse a sí mismo en ella. Esta es una buena sensación; es moverse hacia adelante.

 (102230 – De Kab.TV “Secretos del Libro Eterno” del 4 de Febrero del 2013)
Material Relacionado:

La gran asamblea al pie de la montaña
El amor que vence a un monte de odio
La benéfica revelación del odio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta