Arrancando de raíz nuestro deseo de estar separados

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “El fruto de los sabios acerca de la Torá“, “No es tiempo de reunir al rebaño”: Cuando las setenta almas de Jacob se extendieron en 600,000 almas, las cosas volvieron a ser como eran antes, que el rebaño tiene que ser reunido, y la piedra debe retirarse del pozo, y cuando falta fortaleza de una parte esto causa la fatiga de la medida completa. Y este es el secreto, que lo individual y lo general son iguales y todo lo que fue incluido en lo general y se volvió una excepción, no viene a enseñarnos acerca de la excepción sino acerca de lo general…y esto es lo que quiere decir la fábula en El Zóhar cuando habla de dos que subieron a un bote y uno taladraba un hoyo debajo de él y su amigo lo reprendió diciendo, por qué estás taladrando un hoyo, y el tonto respondió: “Qué te importa, estoy taladrando debajo de mí”, porque en realidad lo individual arruina la belleza de la figura completa.

…y este es el significado de la plegaria por el público, que lo individual no debe ser una excepción y pedir por sí mismo, incluso si es para darle contento a su Hacedor, sino solo por lo general como un todo…ya que él que es una excepción, y pide para sí mismo, no construye, sino que provoca destrucción sobre sí mismo, porque no puede haber una excepción sin la vestidura del orgullo, y ay de aquel que trae destrucción sobre su alma… y todas las personas deben ser incluidas con todas sus fuerzas en el Israel general, en cada petición al Creador, en la plegaria y en el trabajo…ya que esta es la naturaleza de la Luz de lo general que reside en el individuo que anula su individualidad para no sentirse a sí mismo”.

Nosotros debemos recordar constantemente que todos nuestros pensamientos vienen como “ayuda en contra” y es gracias a ellos que podemos volvernos más fuertes y desarrollarnos. Tenemos que elevarnos por encima de cada interrupción y conectarnos tanto como podamos a la sensación de la familia general, “como un hombre con un corazón”.

No debemos abandonar esos pensamientos, la sensación de que somos todos parte de una familia. La sensación general de “una familia” es la sensación del Creador que reside entre nosotros, dentro de nosotros, si anhelamos constantemente la sensación de conexión entre nosotros, a pesar de todas las interrupciones.

Este es nuestro trabajo. Tenemos que recordarnos unos a otros acerca de esto y es incluso mejor tratar de hacerlo mediante nuestros pensamientos: mantener este pensamiento y tratar de influir en todos los amigos y en el mundo entero mediante nuestros pensamientos y transmitir el énfasis en las acciones internas. Esta es nuestra meta por el momento; tenemos que llegar a la adhesión y tener éxito.

Este es el significado de “Israel, la Torá, y el Creador son uno”, todos aquellos que anhelan la revelación del Creador (Yashar-El) en la conexión entre ellos siguiendo el consejo de los cabalistas con el fin de llegar a la conexión en la cual será revelado el Creador.

Entonces, incluso la plegaria más pura con la mejor intención no ayuda si no es una plegaria por muchos, por lo general como un todo, sino que es más bien una plegaria de una persona que se separa de los demás ¡No sólo no ayuda, sino que en realidad es dañina! Debemos considerar la separación y división, especialmente si es intencional, como una conducta inaceptable. Este es el obstáculo más serio y debemos tratar de cortarlo de raíz
[103028]
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 17 de Marzo del 2013

Material Relacionado:
Lo general y lo particular
El punto donde hay un lugar para todos
Los dos principios para el éxito

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta