El día de la fusión con el Creador

Dr. Michael LaitmanEl Sábado (Shabbat) es un día especial que significa una asociación de Zeir Anpin (el sol) y Maljut (la Tierra). El Sábado se trata de la conexión entre la Tierra y el sol que aparece cuando el sol llena completamente la Tierra al final de un ciclo de seis días.

La luna también participa en la conexión entre ellos, porque el sol y la luna, los así llamados “dos grandes cuerpos celestes”, tienen la misma importancia, aunque la luna brilla debido a la luz solar reflejada. Entre ellas está la Tierra que cubre a la luna del sol y por eso vemos las fases de la luna, las cuales representan la relación entre la luna y la Tierra, y el sol refleja la magnitud de su paridad y conexión.

Los “Seis días” representan la paridad de Zeir Anpin y Maljut. Cuando Maljut, la Tierra, alcanza un estado de saturación completa, entonces, en el séptimo día ella reposa. Esto se aplica a Maljut, a la Tierra, a todos los seres humanos e incluso a los animales, al mundo entero.

Pero esto no significa que la persona deba descansar porque el Sábado es el momento más intenso en nuestro trabajo espiritual. Después de los seis días de la corrección de Maljut (durante los cuales ella trata de ser similar a Zeir Anpin) ellos se unen, se fusionan, y copulan. El “Sábado” denota amor y conexión, lo cual se describe en el “Cantar de los Cantares”, una fusión completa de la creación con el Creador.

Los “Seis días de trabajo” permanecen durante los seis días de “bombeo” y preparación para la fusión. Cada uno de nosotros rota en sus propias fases como el sol y la luna: Nosotros nos levantamos por la mañana y nos acostamos por la noche. En el séptimo día, estamos listos para fusionarnos puesto que el séptimo estado se trata del amor; es el escenario de una corrección completa en aras de lograr la similitud con el Creador.

Por lo tanto, los primeros cinco días de la semana son días laborables; el sexto día es una combinación de los primeros cinco días juntos en uno, y el séptimo día finaliza toda la obra y demuestra su resultado, un día completamente no laborable.

Mientras todo esto llega solo de una comparación entre las líneas derecha e izquierda, el séptimo día fue aceptado de inmediato por el grupo de Abraham (el pueblo judío) como un día de reposo. Las demás naciones siguieron este ejemplo y también lo establecieron como día de descanso para sí mismos; esto se llevó a cabo a través de sus religiones, las cuales se derivan de la Cabalá.

Teniendo en cuenta que el Sábado está afiliado a la línea media, los musulmanes (la línea derecha) escogieron el sexto día de la semana como su día de descanso, mientras que los cristianos (la línea izquierda) eligieron tener un día de descanso el primer día de la semana. Esta discrepancia se mantendrá intacta hasta que todos ellos se encuentren y se unan en la línea media. Si esto no sucede, no vamos a alcanzar al Creador. Esto explica que el objetivo de todas las religiones es que la gente se dé cuenta que tiene que elevarse por encima de estas desviaciones y conectarse en un solo punto que no tiene nada que ver con las religiones en absoluto, sino más bien con la Cabalá.

(102492)
Del Kab.TV de “Los misterios del Libro Eterno” del 2/4/13

Material relacionado:
El sábado en la noche
Los orígenes del tiempo
El calendario Espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: