El pago aquí y ahora

thumbs_laitman_572_01Todo nuestro trabajo no es esforzarnos por un pago, sino hacer que el trabajo sea el verdadero pago. Esta es nuestra meta, alcanzar un estado en el que mi esfuerzo, mi trabajo, la oportunidad de otorgarles a los demás y por medio él otorgarle al Creador, se convierta en el pago deseado. Con el fin de alcanzar aquello yo estoy dispuesto a preparar todos los medios posibles, puesto que mi corrección depende de eso.

Entonces, dejaremos de sentir el pasado, el presente y el futuro, el tiempo desaparecerá. Esto se debe a que el tiempo se mide sólo de acuerdo a la deficiencia y al llenado. Pero si no hay deficiencia y llenado, sino que todo es lo mismo, todo es total y completo, entonces yo dejaré de sentir el tiempo.

Si yo no siento ninguna diferencia en el llenado, ni aquí, ni en distancias mayores, ni en otros tiempos, ni tampoco en las relaciones entre todos, entonces, el mundo entero se convierte sólo en una gran oportunidad para esforzarme, la cual es mi pago en ese punto, no antes ni después de eso, sino ahora mismo. Y entonces toda la realidad llega a ser la simple Luz blanca que llena toda la realidad.

Para mí todo está basado en mi esfuerzo, pero en este yo descubro inmediatamente el otorgamiento y el placer como meta. Por lo tanto, nosotros nos elevamos por encima de tiempo, movimiento y espacio, por encima de las imágenes y maneras de este mundo, y nos esforzamos sólo para que todo en el nivel completo de Aviut (espesor) se revele, nosotros mismos nos corregiremos a tal estado que no sentiremos más problemas sino sólo placer de lo que hacemos.

Es lo mismo en nuestro mundo; si yo disfruto de cierta acción, no la percibo como dolorosa, como un esfuerzo, sino simplemente como un placer. Aunque el cuerpo pueda gastar mucha energía y calorías realizando esta acción, no sentiré que esté perdiendo algo y que tenga que compensarme por eso, sino que sentiré placer y llenado.

Aquí todo depende de cuán bien entienda la persona que ella y lo que es externo a ella, es decir el otro, son lo mismo, depende de que ella vea que todo el mundo le pertenece a la persona. Entonces no sentirá ningún esfuerzo. Esto se debe a que todo el esfuerzo está sólo en la relación entre lo que es externo a mí y yo, cuando tengo que hacer algo por fuera de mí mismo y darles a los otros con el fin de recibir en retorno algo de ellos. Pero si todo el mundo es un cuerpo, entonces el esfuerzo desaparece y también el pasaje de mí hacia los demás y de ellos hacia mí.

Todos mis miedos, ansiedades, inseguridades y sufrimientos desaparecerán, ya que no existen en un cuerpo donde todo es uno. Entonces todo nuestro trabajo es alcanzar esta sensación por medio del entorno, por medio de mis esfuerzos, por medio de la Luz que Reforma, que no hay nada por fuera de mí. En la verdadera percepción de la realidad existe sólo un estado y un lugar. Este lugar es llamado Shejiná y Maljut de Ein Sof (Infinito) y el estado único es llamado adhesión.

(101937 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/4/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado: 

Una manifestación de nuestra propia ignorancia

El derecho al trabajo es la mayor recompensa

El comienzo del trabajo espiritual ha iniciado

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: