Ha llegado la hora de despertar al mundo

thumbs_laitman_542Cada uno actúa de acuerdo a la raíz de su alma, y ​​la Luz que reforma actúa sobre él, de acuerdo a la raíz de su alma. Por lo tanto, cuando nos miramos unos a otros en este mundo, no entendemos los motivos de nuestras acciones; no vemos qué genes informativos y en qué las Luces correspondientes se transforman en nosotros. No podemos juzgarnos correctamente unos a otros, y por lo tanto podemos decimos que es necesario juzgar siempre de manera favorable a tu amigo.

En relación a sí misma, a la persona se da la libre elección y debe esforzarse por construir para sí misma un entorno que la despierte al máximo. Ella debe estar dedicada a este entorno, someterse a él y ser una parte integrada con él lo más que pueda, como está escrito: “Todo lo que esté en tus manos, en tu poder, hazlo”.

Pero junto a esta, también existe un plan general de desarrollo. Nosotros nos encontramos en un proceso como tal, que todo el mundo está empezando a despertar. Y por lo tanto, nuestro desarrollo depende del desarrollo del mundo entero. Este rompecabezas se despierta cada vez más, y en él, cada uno tiene que ocupar el lugar que designado. Por lo tanto, cuanto más avance el mundo en general, más avanza “Israel”, las personas que buscan al Creador. Y del mismo modo, a través de nuestro avance, nosotros despertamos al mundo entero.

Por lo tanto, es imposible separar estos dos componentes en nuestro trabajo presente. Todos están conectados y dependen unos de otros en una forma que es imposible de separar: tanto el trabajo interno, por medio de nuestros genes informativos y de nuestra Luz que Reforma personal, como el grupo dentro del grupo y el trabajo general en el pueblo de Israel en la tierra de Israel y del mundo entero. Ha llegado el momento en que debemos despertarlos a todos. Pero cuanto más interna sea la capa, más importante es su despertar.

La persona tiene que entender que si se cae todo el tiempo y siente de esta manera su inferioridad, esto se lo hacen por su bien, y por lo tanto se le muestra su verdadero estado. Hay que estar agradecidos por el mal, así como por el bien, porque el bien y el mal son pesados juntos. La forma en la que el bien y el mal se revelarán sólo depende de la Luz que Reforma. Y siempre es necesario que nos examinemos a nosotros mismos de acuerdo a nuestra integración en la sociedad: ¿Cuánto listos están y cuanto se esfuerzan, se preocupan por ver al grupo entero, y en general a todo el mundo como si fuera su alma?

(103364 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/20/13)

Material relacionado: 

Ayúdenme a armar el rompecabezas de la creación

Decadencia espiritual: Disparidad de intenciones

En primera fila del escenario de la historia

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta