La guerra con Amalek

thumbs_Laitman_115_06Entonces vino Amalek y peleó contra Israel en Refidim. Y Moisés le dijo a Josué: “Escoge varones, y salgan, peleen con Amalek: mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios estará en mi mano” (La Torá, Éxodo, “BeShalaj”, 17: 8 – 17:9).

Amalek es nuestro deseo más íntimo y egoísta y es el enemigo ideológico en el camino hacia la espiritualidad. La guerra narrada en la Torá es la guerra interna, la cual se lleva a cabo con el fin de unirnos más fuertemente, de descubrir en nosotros deseos más egoístas, incluyendo Amalek, de elevarnos por encima de ellos, y ganar. Con el fin de competir contra él, necesitamos de “los ancianos”, es decir de los atributos más corregidos en la persona. Aquí hay muchos atributos descritos y por medio de su ayuda, nosotros podemos ir a la batalla contra el egoísmo. En realidad estos se nos aparecen como el enemigo, puesto que los vemos como adicionales “en contra de nosotros”, tanto a nivel interno como externo.

Hasta que la persona no se separe de su yo interior, ella no siente esta resistencia, esta hostilidad, ese odio hacia su naturaleza. Ella no siente que esta naturaleza también viene del Creador, que el Creador revela a propósito estos atributos dentro de ella (después de todo, “no existe nadie además de Él”) con el fin de ayudarle a pedir una y otra vez que la fuerza superior la corrija, la haga trascender y la ayude a usar correctamente todos sus deseos egoístas previos en otorgamiento y amor.

Esto se debe a que la persona no tiene atributo de “otorgamiento”. El atributo de otorgamiento, es el Creador, y la persona sólo tiene el atributo de “recepción”. De tal manera que, “recibir en orden de otorgar” (el uso del ego para el otorgamiento) es una guerra muy difícil con Amalek.

Si todas las demás guerras anteriores para la corrección fueron creadas con el fin de superar nuestro ego para escapar de Egipto, para salir de los diferentes tipos de problemas, para elevarnos por encima de ellos, entonces ahora no hay necesidad de que nos elevemos, sino de que luchemos con el ego cara a cara.

Nosotros no estamos luchando contra el Faraón, sino simplemente huyendo de él, dado que es imposible hacer algo con él. Amalek es el Faraón mismo, sólo que en otra forma más interna, de la cual es imposible escapar. Tenemos que enfrentar esto de esta manera, es decir, con el fin de inclinarlo hacia nuestro beneficio y ganar para que podamos comprometernos a trabajar por el bien del otorgamiento.

Lo principal es que es imposible vencer a Amalek. De tal manera que se nos dice que la guerra contra Amalek continúa hasta el último momento de la corrección, y nadie es capaz de vencerlo solo. El Creador deja Amalek como “postre”, es decir como el último gran avance en el que el hombre finalmente lo golpea con la ayuda de la Fuerza Superior. Y entonces todo el egoísmo de la persona cambia a “por el bien de otorgar”.

(102650 – Del Kab.TV “Secretos del Libro Eterno” del 4/2/13)

Material relacionado:

La indiferencia mata silenciosamente como una astuta serpiente
El comandante general en la guerra del creador contra amalek
Preguntas sobre los estudios y amalec

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: