La humanidad de la que depende toda la creación

Dr. Michael LaitmanLa calumnia es desorden, separación de la conexión y comunicación entre los seres humanos en el nivel hablante, pero qué pasa con una persona que está proyectada hacia todas las demás formas de la naturaleza que se encuentran por debajo de ella. Por lo tanto, el comportamiento de todo el sistema colectivo, incluyendo los mundos superiores con todo lo que hay en ellos y nuestro mundo con todos sus niveles que están por debajo del hablante: el animado, vegetativo, e inanimado, depende sólo de la única libre elección que existe en toda la realidad. Todo depende de la única libre elección: la correcta conexión entre las partes en ese nivel que puede establecerse de acuerdo al deseo de las criaturas mismas.

Esta conexión no puede establecerse a través de las partículas o moléculas elementales, ni a través de los animales que son inferiores a nosotros, tampoco a través de ángeles, que son más elevados que nosotros, es decir que no puede establecerse a través de las fuerzas superiores. La conexión se establece sólo en nuestro nivel, en el nivel humano, y sólo esto establece toda la jerarquía de fuerzas y formas. Sólo los seres humanos tienen libre albedrío y la elección corresponde y está relacionada únicamente con la forma de establecer las relaciones correctas entre ellos, en vez de la primera relación, el odio natural y el rechazo egoísta, en vez de la relación corregida llamada, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. De esta manera nosotros alcanzamos el funcionamiento perfecto de todas las partes de la creación como un sistema integral.

Toda la Torá habla sólo acerca de la corrección de las relaciones entre los seres humanos, puesto que por medio de esta, toda la realidad retorna al estado corregido. Aparte de esto, no hay necesidad de corregir nada.

Primero, la humanidad tiene que desarrollar al nivel que le permita entender que está rota. Entonces, ésta comienza a sentir que no hay elección y que es necesario hacer algo consigo misma, con el fin de corregir la falta de coordinación entre sus partes separadas. De lo contrario, desaparecerá simplemente de la faz de la tierra, y entonces se descubre el método de la corrección.

Ahora estamos en un momento tal que el deseo humano y sus características han sido cambiados y desarrollados a lo largo de la evolución, hasta el grado en que ya hemos comenzado a sentir que no somos capaces de arreglar el mundo, es decir, de construir la relación correcta entre nosotros, y, por otra parte, simplemente debemos hacer esto, de otra manera no habrá futuro para nosotros. Y por lo tanto, el método de corrección ha sido revelado para arreglar la conexión correcta entre los seres humanos para que toda la humanidad se encuentre en concordancia, en armonía con la naturaleza.

En toda la inmensidad de la naturaleza, sólo los seres humanos han insertado un defecto en la maravillosa armonía colectiva y unidad integral de todas las partes donde cada una apoya a las demás y se siente como un componente de un sistema completo analógico que funciona con reciprocidad completa. Hoy hemos alcanzado un desarrollo en el que finalmente hemos empezado a darnos cuenta de que no tenemos salida y que debemos tomar conciencia del sistema de corrección. De lo contrario, no tendremos otra oportunidad de continuar la historia humana, nuestro estado es muy peligroso.
(103171)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 3/19/13, Escritos de Rabash

Material Relacionado:
Una convención de la que depende el mundo
El futuro del mundo está en la conexión
La unidad lo determina todo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: