La inflexible bondad superior

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué el Creador es tan inflexible con el ser creado al establecer leyes duras, inmutables para él? ¿Por qué no puede ser más misericordioso como un padre con su hijo?

Respuesta: Un hijo nunca puede justificar la dureza de su padre. No puede entender al padre con su mente infantil y ver los futuros resultados y el beneficio que la educación de su padre le trae. El niño quiere jugar de la mañana hasta la noche, comer sólo dulces, y ver TV. No puede justificar las constantes demandas del padre y entonces él las escucha contra su voluntad, dado que él siente su dependencia de ellas y no porque las justifique.

En la espiritualidad todo es mucho más complicado, ya que nosotros no sentimos hasta qué grado la Providencia superior nos trata bondadosamente. En el mundo de un niño, su oposición no es un indicador de aquello en lo que él está a punto de convertirse; si un niño es obediente y hace su tarea y limpia el desorden que provoca, los padres no pueden venir y quejarse de él dado que no hay nada más que puedan demandar de él.

En el mundo espiritual, sin embargo, es diferente: Ahí eres siempre un criminal, puesto que para empezar llegas ahí con vasijas rotas. Eres tratado de manera amable y se te enseña el método de corrección; se organiza un grupo para ti, justo como un jardín de niños con una niñera y diferentes juguetes. Esto es misericordia y enorme ayuda de Arriba; todos tus pecados se te perdonan y se te proporciona apoyo en todas las formas, sólo para que seas capaz de llegar a la corrección y entendimiento hasta cierto punto.

En nuestro mundo, nosotros entendemos la “educación” como coerción dirigida hacia el niño. Pero en el mundo espiritual, la coerción es imposible. Yo puedo ver que un estudiante no cambia en años, repitiendo los mismos errores, cayendo en los mismos pozos, y no puedo decir nada. Yo era igual y esto permanece a lo largo de todo el camino.

Este es nuestro camino y no hay nada que podamos hacer. A menos que la persona determine la lección, el método, su Torá por sí misma, ella no será capaz de avanzar. Aquí no puede haber coerción, sólo reconocimiento.

Por lo tanto, no podemos quejarnos de estar bajo el dominio de un padre cruel a pesar de todos los terribles eventos de nuestra historia. No podemos justificarlos, pero más tarde veremos que todas las acciones de la Providencia superior se derivaron del amor. Aun que no podamos justificar esto en nuestro estado actual, dado que estamos muy lejos de ella, cuando nosotros descubramos la verdad, veremos la conexión tan grande de esto nos trajo.

“Él nos ha entregado la ley que no puede ser violada”, significa que existe una ley. Existe una Luz y una vasija las cuales son opuestas entre sí, y esta es la ley. Más tarde, cuando se incorporan una en la otra, la ley de evolución aparece mediante su incorporación llamada la ley de equivalencia de forma. Todo surge de un pensamiento como una ley.

Eventualmente yo tengo que alcanzar un estado en el cual quiero observar esta ley mediante mi propia voluntad, por mí mismo, y como si no hubiera nadie más, como si no hubiera un Creador. Cuando yo me vuelva como el creador mismo que observa su creación y determina la ley de acuerdo a la cual debe existir, esto significará que he llegado a una equivalencia de forma con el Creador.
(102143 )
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 6 de Marzo del 2013, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
El hábito de dar bondad
Espiritualidad y bondad
La región de la bondad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta