Película fotográfica con recubrimiento de plata

thumbs_laitman_537En cualquier momento el Creador moldea a la persona como masa para el pan, y la cuestión es en qué medida la persona siente esto, está dispuesta a sentirlo y a aceptar el incesante trabajo del Creador sobre ella.

Existen diferentes periodos, dado que en cada nivel tenemos que pasar por todos los discernimientos: la naturaleza inanimada, vegetativa, animada, y “hablante”. Y existe un cierto tiempo en el que estamos dormidos. Esto no depende de nosotros, sino que es parte del trabajo general en toda la creación, que también nos incluye a nosotros. Sentimos sólo una parte de lo que está sucediendo con nosotros, entonces hay muchos periodos en los cuales estamos inconscientes de aquello por lo que pasamos.

Primero tenemos que anhelar el conocimiento de que no existe nadie más aparte de Él. Segundo, tienen que anularse y tratar de ser objetivos. Una “perspectiva objetiva” es observar a través de una “lente” y no a través de mis propios ojos; es observar a través de cierta herramienta independiente que es externa a mi visión subjetiva y eso puede aumentar o disminuir diferentes detalles y enfocar más precisamente de forma artificial, sin tomar en cuenta mis sensaciones y preferencias. Esto es llamado una perspectiva subjetiva que fotografía la situación como una cámara.

Nosotros tenemos que sentir muchas sutilezas internas y discernimientos con el fin de llegar a ser esa lente de cámara ¿Qué quiero fotografiar al usar mi cámara? ¡Quiero fotografiar al Creador! ¿Entonces qué tipo de cámara necesito para eso?

Mi deseo de recibir es una película fotográfica en una cámara en la cual tomo una imagen. Este deseo tiene que ser independiente de mí y estar bajo una completa restricción, libre de mi enfoque subjetivo, de mi actitud. Yo tengo que elevarme por encima de ello, y entonces reflejará la verdadera imagen y no la imagen que yo he hecho y retocado con el Photoshop de Adobe. Esta es la primera fase del trabajo.

Todo depende de cuán sensible puedo ser con respecto a todos los datos y las relaciones que el Creador me presenta, las cuales están cambiando constantemente, hasta qué punto estoy dispuesto a comenzar un diálogo con Él de acuerdo a lo que me está sucediendo y separarme de mí mismo tanto como pueda. Esto es muy difícil, ya que separarme de mí mismo en realidad significa que me examino cuidadosamente con el fin de ver constantemente qué me ata a mi ego.

Según el grado en que yo realice este tipo de trabajo, puedo imaginar la imagen del Creador más claramente. Según el grado en que me neutralice en un momento dado, le permito al Creador que se imprima en mí, que se revele Él en mi película fotográfica, en el recubrimiento que es sensible a la Luz.

Esta sensibilidad depende del “recubrimiento de plata”, del material que use en la fotografía, y depende de cuánto me cubra y me oculte a mí mismo. Entonces internamente, la imagen del Creador en su forma opuesta puede aparecer en mi material, como un negativo.

Yo puedo recibir ese recubrimiento sólo si me someto ante el entorno. Yo no tengo esa capa, ningún Masaj (pantalla), detrás de la cual pueda ocultar mi ego; no tengo nada con qué cubrirme. La única oportunidad es colocarme bajo el cuidado del entorno, como un bebé que quiere ocultarse en los brazos de su madre.

Pero un bebé lo hace instintivamente a causa de su ego, del deseo de hacerse un bien a sí mismo, mientras que nosotros tenemos que realizar una gran cantidad de trabajo en contra de nuestro ego con el fin de anularlo, de someterlo nosotros mismos ante el maestro, el grupo, el estudio, y la diseminación. Esto nos proporcionará el recubrimiento.

(102477 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/11/13, Shamati # 15)

Material relacionado: 

Ayúdenme a armar el rompecabezas de la creación

¿Cómo revelar al creador?

Yo pido y el creador ejecuta

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: