Percepción de la realidad: De la antigüedad al día de hoy

Dr. Michael LaitmanLa persona que aspira al alcance espiritual comienza a ver que el mundo entero es un sistema. Este es un alegre trabajo constante, y ustedes se acostumbran gradualmente a él. Se vuelve una necesidad. Ustedes ya existen en este nivel.

Todos los otros niveles son planos, unidimensionales, y es imposible pensar en ellos como antes. La persona comienza a acostumbrarse a pensar en el espacio de n-dimensiones que se comprime en una sola fuerza y propósito; por lo tanto, no es difícil sentir el mundo entero conectado a una sola meta, con un solo pensamiento, con una sola fuerza, hasta el punto en que observan el cielo estrellado y ven lo que conecta a todas las estrellas.

Esto hace surgir algunas preguntas muy interesantes, por ejemplo, “¿Cómo asociaron las estrellas en constelaciones los antiguos astrólogos?” Después de todo, si observo las estrellas no soy capaz de unirlas en todos los signos del zodiaco, Orión, la Osa Mayor y otros. Yo no tengo esa gran imaginación de los antiguos griegos o de los astrólogos de Babilonia porque las estrellas están muy alejadas entre sí y en diferentes planos.

Digamos que una estrella está a cientos de millones de años luz de la Tierra, y la otra está a millones de años. Pero ellos las veían conectadas entre sí en un solo plano ¿De qué se trata: sólo de representaciones primitivas o de fantasías humanas? ¿Dónde se forma una osa con cuatro o cinco estrellas que forman un cuadrado y una cola? ¿Cómo puede uno imaginar esto?

Es algo muy interesante: La idea que vincula las estrellas en los signos del zodiaco la alcanza una persona a través de su influencia en ella.

Los antiguos astrólogos tenían una sensación de conexión de esas estrellas. Debido al desarrollo del egoísmo, nosotros nos aislamos del universo, de percibirlo como un todo, pero ellos tenían una sensación de conexión relativa porque lo percibían como una multitud de dioses, de fuerzas superiores que influían sobre ellos. Y no era porque fueran pequeños o primitivos; es simplemente una percepción humana sin deformar, sin la crudeza, sin el número de filtros que nosotros tenemos. Es decir, ellos tenían una percepción de la Luz mucho mayor. Si nosotros comenzáramos a corregir nuestro egoísmo, ahora sentiríamos muchas veces más la Luz, porque somos mucho más toscos que ellos.

 (102292 – Del Kab.TV “Los secretos del libro eterno” del 4 de Febrero del 2013)
Material Relacionado:

Percepción de la realidad: de newton a la cabalá
Todos creemos en algo
Famoso científico británico: “el mundo que vemos es ficción”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: