¿Qué se oculta detrás de la pantalla de las mentiras?

Dr.Michael LaitmanEl problema es que nosotros necesitamos una conexión interna entre los amigos y el maestro, de manera que las formas externas de las interrupciones que se nos envían deliberadamente no debiliten, sino que refuercen nuestra conexión. Es en realidad muy difícil, dado que nuestro ego nos presenta todo en una manera externa fea y nos fuerza a culparnos unos a otros.

No podemos elevarnos por encima de los obstáculos y las condiciones externas en que el Creador nos coloca, de manera que las superemos por nosotros mismos. La imagen corporal externa influye fuertemente en nosotros y no podemos saltar por encima de ella y elevarnos cuando estamos en diferentes estados y conflictos, en falta de respeto, sentirnos distantes de otros o cuando se trata de diferentes cuentas corporales.

Todo esto lleva a la persona más lejos de la meta, y no sólo la repele, sino también le causa tal daño que ella necesitará trabajar por un largo tiempo con el fin de reparar sus errores pasados.

Baal HaSulam nos dice en su carta que en tanto que un estudiante anhele acercarse a su maestro y subir por la colina, el deseo arde en él. Pero en el momento en que se acerca físicamente al maestro, su anhelo disminuye gradualmente, hasta que se pierde totalmente. Por lo tanto, es mucho más fácil estar lejos que cerca. Todos sabemos que las personas importantes tratan de mantener al público distante con el fin de incrementar el interés de las personas en ellas.

La persona crea una especie de imagen del amigo, del maestro, y del Creador, y no quiere saber la verdad. Se siente bien viviendo en la fantasía que ha creado para sí misma y es difícil para ella alejarse de esta, borrarla, con el fin de aceptar algo nuevo. Si esta imagen es más cercana que la imagen real, entonces, en general, esto es  menos placentero y más demandante.

Entonces la persona que algunas veces escucha la voz del Creador y recibe una invitación a pasear por Su jardín por un momento, eventualmente no alcanza nada. Esto se debe a que  no ella trata de elevarse por encima de su naturaleza, por encima de la inclinación de rechazar a sus amigos y a su maestro e imaginarlos como a ella le place, en vez de ver la imagen real de manera que la cercanía física o la distancia no signifique una diferencia y además de manera que la cercanía espiritual o la distancia no la lleve a ningún cambio en sus relaciones con sus amigos, el maestro, y el Creador.

Tenemos que tratar de elevarnos tanto como podamos por encima de nuestros atributos corporales y ser más objetivos. Esto significa juzgar por encima de la razón y entrar a la vasija colectiva que está por fuera de uno mismo.
(102132)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 3/3/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Tomando prestada un poco de la plenitud
Aférrense al maestro
La visita del Presidente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: