Sobre la muerte y la eternidad

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 24: Y dado que la esencia del alma no es más que un deseo de otorgar, y todas sus manifestaciones y posesiones son llenados de ese deseo de otorgar que ya existe en el primer estado eterno, también en el tercer estado futuro, ésta es inmortal e insustituible. Es decir, ésta y todas sus posesiones son eternas y existen para siempre. La ausencia no afecta en absoluto la salida del cuerpo.

Pregunta: ¿Qué significa “la salida del cuerpo”?

Respuesta: El deseo de recibir desaparece en su forma anterior, y es como si adquirieran en vez de éste una nueva vasija, un deseo de recibir con el fin de otorgar. En esta vasija descubren al Creador, la Luz, la vida eterna de ustedes. Todos sus atributos egoístas toman la forma opuesta por medio de la restricción y un Masaj (pantalla), una intención y la vestidura de la Luz Retornante. Ahora bien, esta es la vida de ustedes.

Así, la transición desde la intención con el fin de recibir hacia la intención con el fin de otorgar es llamada “la salida del cuerpo físico”. Aunque el deseo de recibir fue formado como “algo a partir de la nada”, éste existe eternamente. Sin él no habría un ser creado, un deseo de recibir llenado y placer. No hay nada que podamos hacer con él, sino sólo revelarlo u ocultarlo de acuerdo a los diferentes estados.

Al revelar un poco el deseo, ustedes ven “este mundo”. Las revelaciones aún mayores son llamadas “los mundos superiores”. Con el tiempo descubren toda la “esfera”, en su escala total (Σ), en todas direcciones, y se elevan a la ” integral “(∫) desde cero hasta Ein Sof (Infinito), o al mundo de Ein Sof.

El deseo de recibir se divide en “capas”: desde la fase raíz hasta la fase cuatro. Nosotros podemos restringir (Tzimtzum) el deseo y entonces no pueden utilizarlo de ninguna forma. También pueden poner un Masaj en el deseo, y pueden usarlo y operarlo hasta la profundidad de las diferentes capas.

 Laitman

Si utilizan el Masaj en el Aviut (espesor) de la fase de raíz, ustedes sienten el mundo de Assiya. En el Aviut de la fase uno sienten el mundo de Yetzira, en el Aviut de la fase dos sienten el mundo de Beria, etc.

Al mismo tiempo, el deseo de recibir no desaparece, sino que es como si ustedes siempre trabajaran por encima de él. Por supuesto, ustedes todavía permanecen en él, pero esquemáticamente lo presentamos como un ascenso. Podemos decir que los atributos que son corregidos por el Masaj “descienden” y toma su lugar en el Aviut del deseo de recibir.

Laitman

(103086)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/18/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
Una vasija para el alma
Un velo sobre el rostro del infinito

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: