Todo se mide de manera precisa

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos cambiar nuestra actitud negativa hacia la realidad si así es como nos sentimos?

Respuesta: Esta sensación negativa se nos da a propósito. Todo es medido de manera precisa de acuerdo a las relaciones entre la Luz y las vasijas. El Creador las mide de acuerdo al ser creado en el sistema roto, para que nosotros nos esforcemos por corregirnos a nosotros mismos y para que así alcancemos el otorgamiento Entonces sentiremos el estado bueno y correcto.

Si ahora no tuviéramos sensaciones negativas, nunca podríamos sentir el estado en el que estamos. Nuestras vasijas de percepción son vasijas de valoración: yo siento solo lo que valoro como bueno o malo.

Si veo algo, entonces es una señal de que es importante para mí: o bien le temo a algo o lo amo, o quiero acercarme o alejarse de esto. Yo siento solo aquello que me importa. El atributo de otorgamiento no nos interesa en absoluto, de tal manera que éste no existe en nuestro mundo, y todos estamos sólo en el atributo de recibir.

Pero si de acuerdo al programa de la naturaleza nosotros tenemos que alcanzar el atributo de otorgamiento, entonces se nos da la oportunidad de llevarnos a nosotros mismos hacia allí, partiendo desde el atributo de recibir, es decir, desde el atributo corrupto opuesto hacia el otorgamiento. Esto es llamado la “ruptura”. Hubo un buen programa que funcionaba bien, pero luego se rompió. Ahora nosotros tenemos que aprender cómo pasar del estado corrupto al estado corregido.

Por lo tanto aprenderemos el programa mismo, a fin de no existir en él como ángeles. Cuando yo mismo corrijo el programa y veo todo el mal y la corrupción en él, entendiendo cuán bueno puede ser si funciona correctamente en el sistema, en su forma opuesta, entonces yo descubro la esencia real del programa, al planificador del programa, y llego a conocer Sus pensamientos hacia los seres creados, lo cual es llamado el “pensamiento de la creación”. Soy incorporado activamente en este programa y adquiero la naturaleza del Creador que está investido en mí. Él comienza a operar en mí, forzándome que mis músculos, mis huesos y mi cerebro se muevan. Al mismo tiempo, yo siento que es el Creador quien se inviste en mí, no una fuerza desconocida.

Primero fui manejado por mi ego, pero yo no me daba cuenta. Luego hubo una división interna cuando descubrí que el ego me manejaba, que somos dos: el ego y yo con la disparidad que existe entre ellos. Entonces yo quería que el atributo del otorgamiento me manejara en vez del ego. Luego, en el atributo de otorgamiento, sentí la raíz superior que creó tanto el ego como la buena fuerza, y así alcanzo la adhesión.

(102084)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/5/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Crecer es cambiar
Todo lo que sucede es para nuestro beneficio
Adhesión en sus cualidades

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: