Un grito desde el fondo del pozo

Dr. Michael LaitmanLa persona no puede salir de su ego por sí misma. Sólo el grupo puede ayudarle lanzando un salvavidas a quien quiera unírsele. El grupo es externo a la persona, así que cuando ella quiere salir de sí misma, les grita, “¡Sálvenme, he caído en un pozo profundo! ¡Tírenme una cuerda para que pueda atarla a mi alrededor y luego jalen para sacarme de aquí!”

Sólo el grupo puede ofrecerle este tipo de ayuda a la persona que necesita ayuda, al desear estar con todos. La cuerda es una invitación a conectarse con los amigos, con el amor de ellos. Si la persona trata de aferrarse a esta invitación y trata de estar en equivalencia de forma con ellos, entonces los amigos comienzan a tirar de ella hacia arriba. Ella tiene que sobreponerse a su ego cada vez más, por su parte, es decir elevarse desde el pozo hacia los amigos.

Cada vez se acumularán en la cuerda más problemas y nuevas interrupciones que le frenarán, pero ella los superará y se aferrará con más fuerza a la cuerda, subiendo por esta hasta salir del pozo.

 (102816 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Marzo del 2013, Shamati # 36)
Material Relacionado:

En la prisión del egoísmo de uno mismo
El grupo es el arca de noe de la salvación
¿Cómo podemos construir el amor por encima del ego?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: