Una persona ociosa no es un ser humano

Dr.Michael LaitmanLa crisis deja cada vez más gente desempleada. Esto no es sólo por razones económicas. Las consecuencias del consumismo son cada vez más evidentes: ¿Cuántos más productos nuevos pueden aparecer en el mercado? ¿Cuánto más tenemos que comprar? Hay un final para todo, incluyendo para el consumismo. Los deseos están cambiando y las personas ya no quieren todo eso.

En la siguiente fase de nuestra evolución, la humanidad se moverá hacia el trabajo espiritual. Todo lo que necesitamos corporalmente será fácilmente proporcionado por la tecnología moderna, por los científicos, ingenieros, y una pequeña cantidad de personas de servicio quienes, por su naturaleza, estarán felices de trabajar con tales cosas. Pero la mayoría de la gente tendrá que hacer un esfuerzo interno y esta se convertirá en su “ocupación” en el siguiente nivel de la humanidad. En el próximo nivel espiritual las personas se conectarán, estarán incorporadas en los demás, y nuestro mundo ficticio se “evaporará” gradualmente y desaparecerá, como una nube en un día claro, hasta que quedemos en una realidad de sensaciones verdaderas. Esta es nuestra evolución y no hay nada que podamos hacer al respecto.

Así que el mundo tendrá que ser reorganizado. No debemos ignorar a los desempleados. Ya hay bastantes estudios que muestran lo peligroso que es cuando la persona no tiene nada que hacer. Esto lleva a los conflictos en la familia y al divorcio; perdemos nuestra humanidad, y perdemos los incentivos y los compromisos con respecto a las cosas que debemos hacer. Cuando la persona no tiene que hacer ningún esfuerzo, se convierte en menos que un animal.

Los animales están ocupados haciendo algo desde la mañana hasta la noche: buscan alimentos, un compañero, un lugar para vivir y cuidar de sus crías. Ellos usan el “tiempo de ocio” para juegos útiles que establecen las conexiones adecuadas en el rebaño, la manada, etc. ¿Alguna vez han visto ustedes una hormiga sin hacer nada, como un fanático del fútbol, acostada en el sofá con una botella de cerveza y un cigarrillo?

Hoy en día la persona tiene que mudarse a un trabajo espiritual masivo, establecer la conexión mutua general, y reorganizar la sociedad, y aun así, mientras tanto, nosotros no hacemos nada, preferimos las contemplaciones ociosas.

Esta caída terrible nos costará muy cara. Nos traerá una pesada sensación de amargura y la persona perderá la cabeza y se enloquecerá. La falta de obligaciones le impide actuar y la deja vacía, envenenando su conciencia. Además, ella pierde sus habilidades profesionales y las habilidades para comunicarse con otras personas. Es como si todo en ella se hundiera, desapareciera, y se convirtiera en un “fantasma”, un “zombi”, y no un ser humano.

Esto es lo que ocurrirá con las personas que permanezcan inactivas si nosotros no empezamos a trabajar con ellas de una manera organizada. El mundo moderno cree en la democracia y en las elecciones libres, pero ¿qué podemos esperar de los votantes? ¿Pueden ser racionales y ver las cosas correctamente en esta situación? Eventualmente esto obligará a los gobiernos a hacer cambios…
(102783)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 3/14/13, El Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
De esta forma será
Las características de un futuro empleo
Es la libertad de la esclavitud, no desempleo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: