Una ventana de oportunidad

Dr. Michael LaitmanPregunta: Últimamente, el precio de las acciones en el mercado bursátil están de nuevo por las nubes, el Dow Jones ha establecido un nuevo récord. Por supuesto, esto tiene un impacto en Europa y Japón. ¿Cómo puede ser que cierta parte del sistema general siga obteniendo cada vez más riqueza mientras las demás sufren la crisis?

Respuesta: El mercado de valores ha ido en aumento desde hace mucho tiempo. Los corredores han decidido que la crisis que comenzó en 2008 ha llegado a su fin. “De hecho, ¿cuánto tiempo más podemos esperar si ya estamos en el 2013? Basta, es hora de se eleven los nuevos dígitos en el contador…”

En términos generales, todas las “burbujas” son falsas y poco naturales. Toda la economía moderna es básicamente falsa. Esta dispone de muchos índices e indicadores, pero fundamentalmente es la misma: En primer lugar, los corredores sientan bases falsas, y luego construyen las casas de ellos sobre estas hasta que se los traga la tierra. Después de todo, la economía actual no es una ciencia; no es parte de la naturaleza.

La economía real es la relación entre las personas basada en el principio de “toma y dame”. Como se nos dice, “Vayan y hagan la vida a partir de otros”. Si tuviéramos que establecer la economía correcta, verdadera, entonces, en la conexión con los demás, al otorgar sobre ellos y recibir de ellos, yo descubriría al Creador, el mundo superior.

En ese sentido, la sabiduría de la Cabalá también puede ser llamada “la economía”, ya que explica cómo recibir correctamente, cómo obtener un beneficio grande y llenar las vasijas, los deseos de recibir, y otorgar de la mejor manera posible, para evitar de forma segura todos los daños, la pérdida de conexión y de llenado, y en general de todo. En resumen, la economía óptima es la sabiduría de la Cabalá.

Al mismo tiempo, los corredores no tienen ni idea acerca de la naturaleza y de sus planes, de cómo se desarrollan los deseos humanos ni de las relaciones entre las personas. Ellos simplemente decidieron crear cierto mecanismo y forzarlo sobre los otros para que ellos trabajen y los corredores se vuelvan rico. Supongamos que yo fabrico bolígrafos, y no me importa si alguien los necesita; al utilizar diferentes trucos, yo puedo convencer a las personas para que los compren y que esto me dé placer en términos de dinero.

Los comerciantes no toman en cuenta los principales factores; después de todo, los deseos de las personas cambian, las condiciones cambian, y los consumidores están hartos. Además de eso, sin importar que tanto trate de frenar el desarrollo natural de la tecnología, ustedes no serán capaces de detenerlo. Hoy en día los de la cima quieren esto en ambos sentidos: quieren automatizar la producción, pero esto deja a las personas sin trabajo y sin dinero, así que no pueden comprar estos productos. Tienen que tomar una decisión: Si quieren que las personas vayan de compras, ellos deberían darles dinero. Pero no puede dárseles dinero, dado que los está despidiendo al reemplazarlos por máquinas.

Como resultado de la falta de la comprensión de estos procesos y de la falta de una visión global, hemos llegado al reconocimiento del mal. Así que hoy, tenemos que entender el sistema que nos conecta a todos. Sólo si somos capaces de proveernos entre nosotros correctamente y con seguridad, nos sentiremos todos bien. Después de todo, lo que la persona necesita es placer.

Entonces, la pregunta es si los mecanismos que hemos construido pueden darnos placer. Después de todo, en estos mecanismos todo es artificial y falso. Las cifras altamente alabadas del mercado de valores no tienen ningún fundamento. Todo es un gran juego de apostadores del mercado. Ellos también pueden causar intencionalmente crisis económicas.

Pero hay fenómenos que los agentes del mercado no han planeado. Debido a que ellos están muy confusos y no tienen ninguna coordinación entre ellos, están ocurriendo al mismo tiempo diversas cosas, dejando al descubierto las fallas en el sistema. Ni siquiera se trata de divorciarse de la realidad; todo este negocio no tuvo ninguna base real para empezar, puesto que no estaba en conformidad con la naturaleza. Ya no se le puede llamar capitalismo.

Pregunta: Es como si ellos hubieran creado una especie de realidad virtual en el cual pueden imponer optimismo artificial, intercalado con un poco de pesimismo para que se parezca más real. Como resultado, los índices están incrementándose sin tener ninguna base real; el optimismo mismo es suficiente…

Respuesta: Así es; este es un juego que ellos están poniendo en marcha de acuerdo a sus intereses. Es lo mismo en todas las áreas, incluyendo la política: los de arriba tirar de las cuerdas, y ellos son operados por el Creador.

Pregunta: Parece que hoy en día el ego se ha vuelto tan sofisticado que puede tomar ventaja de cualquier situación. Es igualmente eficaz a la hora de tomar ventaja de las subidas y caídas del mercado y de las crisis. ¿Terminará esto?

Respuesta: Llegará a su fin cuando nosotros seamos capaces de enseñarles a las personas el método de garantía mutua y cuando ellas entiendan que no tienen otra opción. Entonces la desesperación será revelada.

Incluso hoy en día ya es evidente que las cifras del mercado de valores no significan nada. Lo que es aún peor es que si tomamos en cuenta la situación económica y el aumento del desempleo, la “burbuja” del mercado de valores puede llevar a una explosión que la economía real no puede crear. Después de todo, la gente no tiene trabajo y esta es una situación muy peligrosa…

El aumento actual del mercado de valores puede prolongarse por un tiempo. Es más, desde el punto de vista espiritual, yo lo veo como algo positivo: dejemos que ellos continúen, puesto que esto nos ayuda a avanzar hacia la corrección a nuestro propio ritmo.

En general, todo lo que sucede significa sólo una cosa: Nosotros debemos apresurarnos. Nos dieron más tiempo para preparar la difusión del método de la verdadera corrección del mundo. Tenemos que tratar de estar listos lo antes posible. Las cosas están moviéndose para que seamos capaces de avanzar y de prepararnos nosotros mismos, pero la ventana de oportunidad puede cerrarse repentinamente.

(102103 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7 de marzo del 2013, “Introducción al Libro del Zóhar”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: