Volviéndonos un “trapo”

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar“, ítem 5: Por lo tanto, el sentido común dicta que nosotros entendemos lo contrario de lo que parece ser en la superficie, y decidimos que somos criaturas verdaderamente nobles y dignas, de inconmensurable importancia, en realidad dignas del Trabajador que nos hizo.

Pregunta: Cómo concuerda esto con lo que dijo Rabash una vez: “¿Ahora eres un trapo como lo soy yo?”

Respuesta: Hay muchos discernimientos y elementos en el término “trapo”: yo no soy capaz de nada, yo dependo del Creador, y estoy feliz de haber descubierto este hecho. Con esto yo veo el comienzo y el final de mis acciones, y en cada acción tengo que hacer esfuerzos para alcanzar el concepto de un “trapo”, y me adhiero al Creador y debido a esto lo obligo a Él a hacer algo.

Así que el estado de un “trapo” viene después de todo el esfuerzo, de acuerdo con el principio “Me esforcé y hallé”. Este es el estado final y es un nivel muy importante en el que yo entiendo mejor que no tengo nada, que estoy totalmente “exprimido”, sin fuerzas, carente de energía y motivación, las cuales tengo que recibir de la Luz.

Yo no puedo cumplir con la corrección, no puedo acumular los discernimientos necesarios, pero puede alcanzar el deseo necesario para ejercer por mí mismo lo que obtengo del entorno. Podría haber permanecido para siempre en el nivel “animal”, si el Creador me no me hubiera dejado elevarme a un nivel superior acerca del cual escribe Baal HaSulam.

(101781 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3 de Marzo del 2013, “Introducción al Libro del Zóhar”)
Material Relacionado:

¿Cómo podemos ayudar a la luz?
Un despertar adicional
Un lugar verdadero para una persona

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta