entradas en '' categoría

Sabiendo qué y a quién pedirle

Dr. Michael LaitmanEl avance espiritual ocurre de acuerdo a la fórmula de “Israel, la Torá y el Creador son uno”.Israel” es quien se esfuerza con el fin de construir una deficiencia dentro de sí y de cumplir el deseo del Creador y permitirle a Él que se revele. Con el fin de hacer eso, las vasijas de los seres creados tienen que estar completas. Quien quiera que anhele descubrir toda la vasija es llamado “Israel”. Después de todo, el Creador, la Luz superior, se encuentra en absoluto reposo y sólo necesita las vasijas.

La Torá en realidad es aquello por lo que tenemos que esforzarnos para descubrir el amor por los seres creados y del amor por lo creado, alcanzar el amor del Creador. Nosotros nos esforzamos al anhelar amar a los seres creados, elevarnos por encima de nosotros mismos, y ser incorporados en el entorno al organizarlo de acuerdo a todas las condiciones necesarias para que éste nos impresione y nos evoque correctamente. Es imposible alcanzar el despertar correcto sin un entorno; esto sólo es posible por medio de la influencia externa.

Cuando nos esforzamos lo suficiente, descubrimos que nosotros no podemos hacer nada. Una y otra vez descubrimos que no podemos alcanzar el amor de los seres creados y, finalmente, entendemos que necesitamos la ayuda del Creador. Entonces surge por sí misma una oración y ésta nos lleva al amor del Creador.

Resulta que las tres condiciones: Israel, luego la Torá, y luego el Creador nos llevan a la meta; como está dicho: “trabajé y encontré, créele”. Es imposible saltar inmediatamente hacia adelante sin antes esforzarse uno mismo; es decir, sin la Torá, sin una oración, sin una petición, es imposible alcanzar al Creador. Esta puede ser una petición egoísta por la cual no obtendrán una respuesta. Ustedes no tendrán las letras de la oración, puesto que éstas se crean sólo por medio del esfuerzo de la persona. Sólo cuando la medida de éstas se llene sabrán cómo volverse hacia el Creador con una petición.

¡Antes, ni siquiera tienen una deficiencia por lo que el Creador quiere darles, así que ustedes no se vuelven hacia el Creador con la misma petición, y esta es claramente la razón por la cual no consiguen nada!

Si desea ahorrar tiempo y energía, y alcanzar la meta rápidamente, ustedes deben actuar en la dirección de “Israel, la Torá y el Creador son uno”, para que eventualmente ellos se unan en un todo. Resulta que la dirección correcta es el esfuerzo en la conexión en el grupo con el fin de descubrir al Creador y darle contento a Él. Como está escrito: “Del amor por los seres creados al amor del Creador”. Todas las palabras de los sabios se refieren sólo a estas tres etapas: Israel, la Torá y el Creador.
104673
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 4/10/13

Material relacionado:
El punto entre el odio y el amor
Disfrute de su amor hacia los demás
Abramos el grifo del amor por los demas

 

Otorgamiento virtual

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué obliga a la persona a salir del estado de Bina, de Jafetz Jesed?

Respuesta: Nosotros nunca dejamos el estado de Bina, o Jafetz Jesed, sino que sólo le  agregamos. En la espiritualidad nunca perdemos un estado, siempre nos elevamos más arriba en la escalera. Si yo permanezco en el estado de Jafetz Jesed, en “otorgar a fin de otorgar”, yo caigo en la intención de “con el fin de recibir” para mí mismo. “Otorgar con el fin de otorgar” es el nivel mínimo en el que yo tengo que estar.

Yo construyo estados superiores de “Jafetz Jesed” por encima de él con un grosor (Aviut) cada vez mayor al deseo, hasta el estado infinito de otorgar con el fin de otorgar. Empiezo a investir otorgamiento adicional en este estado de Jafetz Jesed, en el que no necesito nada y estoy feliz de estar viviendo en el bosque para no tener que preocuparme por nada, sin siquiera una camisa.

En el estado de Jafetz Jesed yo no otorgo de ninguna manera. Esto es llamado “otorgar con el fin de otorgar”, pero no tengo nada que dar. Es como si yo otorgara esa manera, al renunciar a mi ego, que hace que yo sea quien otorga. Es como una madre que le pide a un niño “Hazme un favor, deja de hacer tanto ruido”. Él no produce nada beneficioso, no les dar nada a los demás, sino que sólo se calma. Esto significa que él está haciéndole un favor su madre.

Este es el estado de Jafetz Jesed, es decir que yo dejo de jugar con mi egoísmo; yo no lo quiero, quiero permanecer totalmente desnudo y dedicarme completamente a mi madre y escuchar todo lo que ella dice. Yo aún no hago nada bien, como ella puede esperar de mí, pero ya he dejado de hacer cosas malas, como ella me lo pidió. Esto es llamado “otorgar con el fin de otorgar“.

En general, yo no le doy nada a ella, a excepción del placer “virtual”. He dejado de hacer ruido, de romper cosas, de gritar y enloquecerme, y eso es todo. Esto quiere decir que he alcanzado el estado de Jafetz Jesed, que sólo es posible en la parte superior del espesor mínimo del deseo hasta Ein Sof (Infinito).

Pero sobre esto yo ya empiezo a recibir con el fin de otorgar, a hacer algo que la madre desea: que la ayude con las tareas domésticas. Esto ya está por encima de otorgar el fin de otorgar; este es el otorgamiento real.

 104666
 De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/8/13, El Estudio de las Diez Sefirot

Material relacionado:
Otorgar por el bien de otorgar: Un estado limpio
Quien no puede tomar, no tendrá nada que dar
La investigación científica de un milagro

 

La alternativa judía del siglo 21

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Diría usted que la fuente del antisemitismo es el odio a la unidad?

Respuesta: No, si los judíos mostraran e “irradiaran” unidad, si ellos explicaran esto, si hablaran en voz alta acerca de su misión, de lo que están llamados a darle al mundo, entonces la actitud hacia ellos sería completamente diferente.

Una vez, durante la época de Abraham, de Isaac y de Jacob, el pueblo judío fueron “buenos estudiantes” de avance espiritual. Sin embargo, en los pasos siguientes, tenían que revelar Egipto, Faraón, es decir, el estado de descenso, lo cual podría haber sido corregido posteriormente para elevarse al grado del Primer Templo.

Sin embargo, no logró mantener ese nivel: comenzaron los desacuerdos internos y eso los llevó al exilio babilónico. Este fue seguido por un nuevo nivel de unidad y de revelación, y el ascenso al Segundo Templo. Entonces el odio infundado arrojó al pueblo en el último exilio.

Todas estas caídas en el camino fueron necesarias, y los resultados del último de ellos los fusionó dentro del período “latente” con una cierta medida de sufrimiento, que no se detuvo hasta la era del Ari. Desde ese entonces, comenzó la recuperación en el mundo, principalmente en Europa: el Renacimiento, la Ilustración, la emancipación parcial, y así sucesivamente.

Sin embargo, durante todo ese tiempo, los judíos fueron lentos en la corrección. Jaim Vital, un discípulo del Ari, escribió acerca de esto. Los judíos no podían despertarse. Ellos continuaron inmersos en su existencia habitual.

A principios del siglo 20, la situación se volvió tensa. Grandes partes de las naciones del mundo se encontraron en una ruptura grave y no supieron en qué dirección seguir desarrollándose. De hecho, si los judíos hubieran revelado de manera práctica el método de corrección en ese momento, antes de la Segunda Guerra Mundial, ellos la habrían evitado. Era posible llegar, teóricamente, al necesario reconocimiento del mal, que es mucho más eficiente que la muerte de decenas de millones de personas. La corrección espiritual en un grado más alto habría funcionado completamente diferente. Ahí, incluso una pequeña comprensión es digna de una gran pérdida de material.

Entonces llegó el siglo 21. ¿Realiza el pueblo judío la corrección, completando el programa de creación hasta el nivel necesario? De hecho, en su falta de acción, éste puede llegar a un completo fracaso y será obligado a ir de nuevo al exilio. Además, hay una pregunta en cuanto a quién le dará refugio esta vez. Durante el Holocausto, nadie estuvo dispuesto a aceptar refugiados judíos, y todo esto es de acuerdo al programa superior del cual no hay escapatoria.

De vuelta en la Edad Media, los judíos fueron invitados, puesto que ellos podían fomentar el desarrollo. Sin embargo, desde los tiempos del Ari no son queridos, porque el mundo no necesita lo que ellos ofrecen. El mundo necesita el método de corrección, en vez de un sistema bancario e industrial como en el pasado. ¿Están dispuestos los judíos a darles a las naciones del mundo lo que realmente necesitan hoy?

(104588)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/8/13, “Día conmemoración del Holocausto”

 Material relacionado:
¿Qué le está faltando al pueblo de Israel?
Sirvientes del mundo
El punto central en el mapa mundial

 

 

 

El inesperado significado de la vida

Dr. Michael LaitmanAntes del ascenso espiritual, la humanidad pasa por un período de preparación sin entender las leyes de la evolución. Hay varias teorías con respecto a eso, pero vemos que el proceso es impulsado sólo por la evolución de nuestro deseo egoísta que funciona únicamente para nuestro beneficio. Este es particular para cada persona y ha determinado nuestro comportamiento a lo largo de las eras de la evolución de la humanidad.

En la humanidad, hay varias civilizaciones excepcionales, cada una de ellas ha desarrollado su propio camino, a su propio ritmo y en su propia dirección. Durante los tiempos de la antigua Babilonia y de la torre de Babel, cierta parte de la humanidad se separó del resto y empezó a avanzar de una manera especial, puesto que además del deseo de recibir, un deseo de alcanzar la meta de la realidad también fue evocado en ellos.

Este deseo necesita un método con el fin de llenarse y esto creó un problema. Esto se debe a que la persona realmente quiere saber por qué y para qué vive, cuál es la meta de su vida. Pero, de repente, ella descubre que la respuesta a esta pregunta se satisface de acuerdo al principio de “ama a tu amigo como a ti mismo”.

Se cree comúnmente que el significado de la vida es se revela después de la muerte del cuerpo o en alguna realidad mística que va más allá de la naturaleza corporal. Pero de repente me ha hablado sobre el amor a los demás y que si empiezo a amar a los demás como yo me amo y desarrollo este tipo de relaciones, descubriré el mundo superior, toda la realidad, la profundidad completa de la creación y también toda la fuerza eterna, oculta llamada del Creador.

Yo no entiendo esto. ¿Es suficiente el amar a cualquiera que yo vea? ¿Tengo que someterme y anularme para no ver la diferencia entre nosotros? Esto es llamado “otorgar para otorgar”. Entonces, yo también adquiero la deficiencia del otro y cuido de él como si fuera mi bebé querido, como mi propia alma, de la cual en realidad él forma parte. Se me ha dicho que gracias a este amor yo encontraré y cumpliré la meta de mi vida. Lo más importante es hacer el bien a los demás.

¡Pero esto es totalmente contrario a mi punto de vista! ¿Qué puede ser más repulsivo que eso?

Yo exagero y enfatizo este punto a propósito, pero es realmente así. La persona necesita tiempo para comprender que esta es su propia realización. Es en las relaciones con los demás en el actual nivel, que nos odiamos unos a otros, nos irrespetamos y escupimos sobre otros, cuando matamos al otro sin pensarlo dos veces, y además también disfrutamos de dañar el entorno; y es aquí donde se nos revela la verdadera realidad, la profundidad infinita del mundo espiritual. Al principio esto es simplemente incomprensible.

Por lo tanto, este es un camino largo. Un pequeño grupo comenzó a cumplir el método tiempo atrás, en la antigua Babilonia, y tuvo que pasar por muchos altibajos, mientras los demás continuaban avanzando por el camino egoísta.

Con el tiempo, una pequeña parte de la humanidad alcanzó el ego final a través de la ruptura, a través de la destrucción del Templo, mientras que la mayoría de la humanidad avanzó linealmente dentro del ego. En el camino, las dos partes están integradas y han alcanzado la fase actual, que requiere el llenado final de la corrección.

Así, la preparación comienza a corregir la distancia. Un pequeño grupo llamado “la nación de Israel” pasa a través de estados especiales, caídas desde los niveles espirituales, y entonces, atraviesa correcciones graduales que son profundas y lentas. Esta corrige sus vasijas rotas, deseos, y esto requiere preparación; requiere la transición de la intención de “para recibir” (Lo Lishma) a la intención de “con el fin de otorgar” (Lishmá) y desde otorgar a fin otorgar a recibir con el fin de otorgar. Todas las etapas en el camino son graduales y organizadas, y la nación de Israel se corrige a sí misma por medio de la Luz que Reforma, la cual es llamada la “Torá“.

Por otro lado, las partes de la vasija general llamada “las naciones del mundo”, no fueron rotas, así que no necesitan la corrección gradual. De hecho, ellas no tienen nada que corregir. La nación de Israel tiene que elevar de nuevo todas las vasijas rotas a la espiritualidad desde la que cayeron, con el fin de volver a ponerlas juntas en las diez Sefirot, cada una por separado y todas juntas, para reconstruir la realidad del alma común. Para todos los demás es mucho más sencillo, ya que ellos reciben una iluminación que les proporciona un Masaj (pantalla), que es su corrección. Ellos participan en el proceso y se conectan con Israel quien se corrige gradualmente a través de muchas tribulaciones.

Con el tiempo, las vasijas de todas las naciones del mundo alcanzan las correcciones en un nivel tal que toman a los hijos de Israel sobre sus “hombros” y los llevan al “templo”, la nación de Israel no puede elevarse a estos niveles por sí misma, solo las naciones del mundo pueden hacerlo, porque ellas no tienen vasijas rotas.

Por lo tanto, la última fase de corrección se cumple, no simplemente con las naciones del mundo, sino gracias a la ayuda y el apoyo “sobre los hombros” de ellas.

(104610)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/9/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
El derecho a trascender las fronteras de la realidad.
Buscando a un ser humano.
La antigua Babilonia – la cuna de la civilización (cerrada)

“Uno siempre debe vender las vigas de su casa”

“Uno siempre debe vender las vigas de su casa y poner zapatos en sus pies” (Shabbat, 129).

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué significa “vender las vigas de su casa” en el sentido espiritual?

Respuesta: “Las vigas de su casa” son todos los pensamientos, los deseos, y toda mi actitud hacia la vida, que me obligan a preocuparme por mí mismo en vez de unirme con los amigos. Con el fin de construir una imagen general, un sistema, yo tengo que vender esta “casa” que es muy querida para mí.

Pero esto tampoco es suficiente. Yo tengo que comprar zapatos para calzar mis pies, es decir que yo necesito una fuerza defensiva que me sostenga en su campo. No es suficiente con anular sólo mi opinión y agachar mi cabeza ante el grupo, lo cual es llamado “vender las vigas de su casa”. Yo también necesito recibir las fuerzas que me permitan permanecer adherido a los amigos por encima de todos los pensamientos que son evocados en mí.

Esto significa que no es suficiente con anularme yo mismo, sino que necesito una fuerza adicional que me una al grupo. Esto es llamado un “pacto” o “zapatos en sus pies (Raglan)“, para no “espiar” (Meraguel, que tiene la misma raíz que pies en hebreo) para el beneficio de mi ego.

(104554)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/7/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
Los amigos entre los cuales vivo
Una pregunta acerca de juzgar a los amigos
Cualquiera es capaz de hacer un esfuerzo adicional

Hacia dondequiera que los arroje el destino…

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede un estudiante que vive muy lejos, en otro país, recibir la misma fuerza especial que se siente en el grupo que está físicamente a su lado?

Respuesta: Quiero aclarar estas dudas de una vez por todas. Si un estudiante vive a 10.000 kilómetros de distancia de aquí, en algún lugar de Chile por ejemplo, y recibe una impresión de “una onza” durante la lección, esta es equivalente en cuanto al valor a estar justo aquí en la sala de estudio y recibir una impresión de “100 onzas”.

Es lo mismo. Simplemente no está teniendo en cuenta la influencia se siente aquí. Allá, es cien veces más débil que aquí. Y cuando tú vienes, parece que te esfuerzas un gramo, pero aquí todos se esfuerzan cien onzas. Ves que aquí la tensión es cien veces mayor, y por eso te preocupas en cuanto a lo que debes hacer.

Pero no estás tomando en cuenta que la fuerza del campo magnético actúa sobre ti, incluso desde la distancia, solo que de manera más débil. Al mismo tiempo, tú te esfuerzas relativamente más en comparación con los que están aquí en el centro. Así que, aunque parezca que te estás perdiendo de algo, no te estás perdiendo de nada.

El Creador recibe el esfuerzo de la persona teniendo en cuenta el estado en el que ella está. La pregunta es sólo si tú estás construyendo tu entorno correctamente en el lugar donde te encuentras. ¿Haces lo mejor por tu grupo al anularte tú mismo ante ellos, ante el Creador, y con ello alcanzar la revelación de la fuerza de otorgamiento con el fin de darle contento a Él? Si haces esto dondequiera que estés, entonces nada más se requiere de ti.

Si estás pensando en mudarte a un lugar donde se sienta una impresión mayor, yo no estoy seguro de que esto sea lo que hay que hacer. Esto se debe a que esforzarte en otro lugar de acuerdo a las diferentes condiciones, equivale al esfuerzo de la persona aquí en las condiciones que yo le proporciono a mi grupo. Por lo que puedes muy bien ganar más estando lejos, que estando aquí.

(104613)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/9/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Pidiendo prestada un poco de la plenitud
¿Qué está deteniéndonos?
Un ascensor para el mundo espiritual

La crisis no es financiera, sino evolutiva

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de Stratfor): “La crisis financiera mundial del 2008, ha dado paso poco a poco a una crisis de desempleo global. Esta crisis de desempleo, con bastante rapidez, dará paso a una crisis política. La crisis involucra los tres pilares principales del sistema global, Europa, China y Estados Unidos. El nivel de intensidad difiere, la respuesta política difiere y difiere también la relación con la crisis financiera. Pero hay un elemento en común, que es que el desempleo está sustituyendo cada vez más las finanzas, como problema central del sistema financiero. …”

“Tengan en cuenta la geografía del desempleo. Sólo cuatro países de Europa están en o por debajo del 6 por ciento de desempleo: los países geográficamente contiguos son Alemania, Austria, Países Bajos y Luxemburgo. La periferia inmediata tiene un desempleo mucho más alto: Dinamarca en 7,4 por ciento, el Reino Unido en 7,7 por ciento, Francia en 10,6 por ciento y Polonia en 10,6 por ciento. En la periferia lejana, Italia en 11,7 por ciento, Lituania en 13.3 por ciento, Irlanda en un 14,7 por ciento, Portugal en 17,6 por ciento, España se en 26,2 por ciento y Grecia en 27 por ciento. …”

“Una regla que yo uso es que por cada persona desempleada, otras tres son afectadas, ya sea los cónyuges, hijos o quien sea. Eso significa que cuando se alcanza el 25 por ciento de desempleo prácticamente todo el mundo se ve afectado. Con el 11 por ciento de desempleados, cerca del 44 por ciento son afectados”.

“Es importante entender las consecuencias de este tipo de desempleo. Existe el desempleo a largo plazo de la clase baja. Esta ola de desempleo ha golpeado a los trabajadores de clase media y media alta. … La pobreza es bastante difícil de manejar, pero cuando también está relacionada con la pérdida del estatus, el dolor se agrava y surge un poder políticamente fuerte. …”

“El fascismo tiene sus raíces en Europa en los grandes fracasos económicos, en los cuales las elites financieras fallaron en reconocer las consecuencias políticas del desempleo. Estas se reían de los partidos dirigidos por hombres que habían sido vagabundos que vendían tarjetas postales en la calle y prometían milagros económicos sólo si los responsables de la miseria del país eran purgados. Los hombres y las mujeres que cayeron de la vida cómoda de la pequeña burguesía no se rieron, sino que respondieron con entusiasmo a esa esperanza. El resultado fueron gobiernos que le cerraron al mundo sus economías y manejaron su desempeño a través de directrices y manipulación”.

“Esto fue lo que sucedió después de la Primera Guerra Mundial. No ocurrió después de la Segunda Guerra Mundial, ya que Europa había sido ocupada. Pero cuando nos miramos las tasas de desempleo hoy en día, las diferenciales entre las regiones, el hecho de que no haya ninguna promesa de mejoría y que la clase media esté siendo arrojada a las filas de los desposeídos, podemos ver los patrones que se forman”.

Mi comentario: A medida que continúe el progreso técnico y tecnológico, el desempleo aumentará. Además, los deseos humanos crecen no sólo en tamaño, sino también en calidad: la persona no quiere trabajar ni comprar, ser esclava de los que se enriquecen a con esto. Los deseos cambian. La era de la sociedad de consumo está terminando por varias razones.

Ante nosotros hay una nueva era, una transición en la que la masa de desempleados trabajará en ella misma, en la construcción de una nueva sociedad integral. Esta fase es precedida por la fase de la educación integral, capacitación, educación y el cambio del ser humano, y luego su transformación consciente del mundo. El trabajo en las oficinas y en las fábricas será transformado y habrá que ir a las escuelas de educación integral, a los cursos de reentrenamiento de personas que posteriormente crearán nuevas relaciones públicas, consumo racional en una comunidad integral unificada.

(104343)

Material relacionado:
Predicciones científicas
La economía de la sociedad futura
Impactantes estadísticas de la eurozona atascada por la crisis

Una guerra de amor

Dr. Michael LaitmanDe la Carta 5 de Rabash: … ustedes debe hacer más en cuanto al amor de amigos. Es imposible alcanzar el amor duradero, a menos que se haga a través del Dvekut [adhesión], es decir que se unan los dos con una conexión fuerte. Y esto sólo puede hacerse si intentan “despojarse” de la vestidura en la que está colocada el alma interior, la vestidura llamada “amor propio”…

Y cuando sienten que están en guerra, cada uno de ustedes sabe y siente que necesita la ayuda de su amigo, y que sin él, también su propia fuerza se debilitará. Entonces, cuando entienden que deben salvar sus vidas, cada uno de ustedes olvidará que tiene un cuerpo que debe mantener, y ambos estarán unidos por la idea de cómo utilizar al enemigo.

El amor de amigos se alcanza por medio de una guerra en beneficio de éste. Es imposible alcanzar la adhesión que indica el amor constante y sin esfuerzo para dejar las vestiduras de la mala inclinación en la que está investida el alma. Salir de estas vestiduras de auto amor es posible sólo si ustedes las cambian por el amor al otro, por la pantalla y la Luz Retornante.

Esto, específicamente, es lo que debemos alcanzar. Cuando comenzamos a buscar cómo hacer esto, nosotros sentimos que todo depende esencialmente de nuestra relación con el otro, cosa que es muy despreciable en nuestro mundo. Todas las relaciones en el mundo se establecen de acuerdo a las leyes, protegiendo los derechos del individuo, de la democracia. Sin embargo, cuando vemos algo de la verdad a través de la influencia de la Luz Circundante, entonces entendemos que es específicamente a través de la conexión con el otro, que nosotros realizamos todo el programa de la creación.

El otro, ya sea un amigo o el Creador, son el mismo, no hay diferencia. Si yo quiero elevarme por encima de mí mismo y alcanzar al Creador, es precisamente entonces que yo veo que requiero de la ayuda de un amigo. Mientras los amigos no vengan en mi ayuda, de acuerdo a mi entrega a ellos, yo no puedo hacer nada.

Lo que necesitamos es la cooperación mutua en la que dependemos unos de otros. En la medida de mi entrega a los demás, en esa medida ellos pueden ayudarme, y cuando vienen a ayudarme, yo dejo de pensar en mí mismo. A pesar de mí mismo, yo me elevo por encima de mí.

Sin embargo, los amigos pueden venir a ayudarme solo si yo me someto a ellos. Con esto, yo los obligo a estar preocupados por mí. Es decir que todo depende del trabajo del individuo con respecto a su entorno. Cuanto más me someta y esté dispuesto a adherirme al entorno, al maestro, a los libros, al aprendizaje, a la diseminación, es decir, a todos los medios para alcanzar la meta, confiando como un niño, rindiéndome al más bajo nivel, más cercanos estoy de mi realización espiritual.

Yo debo comenzar mi ascenso espiritual de cero. Cuanto más me acerque a cero con mis pensamientos, deseos y acciones, más me adhiero al grupo y más lo obligo a estar preocupado por mí. Empiezo a recibir la influencia correcta desde el interior del grupo. Cualquiera que sea el nivel en el que éste se encuentre en este momento, ni siquiera importan. Esta influencia hace que me sea posible anular mi amor propio, partiendo desde la cáscara egoísta (Klipá), de la inclinación al mal, y comenzar el trabajo espiritual.

(104446)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 4/7/13

Material relacionado:
Tú eres querido para mi porque he invertido en ti
Qué buscar en la asamblea de los amigos
Una pregunta acerca de juzgar a los amigos

Porción semanal de Torá – 04.10.13

El Libro del Zóhar, porción semanal de Torá, “Tazria Mezura”, extractos seleccionados

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora