Aprendamos de los monos

thumbs_laitman_280_01En las noticias (de Phys.org): “Los monos vervet nos muestran que la tolerancia y la paciencia hacia los miembros del grupo mientras los demás están aprendiendo cómo pueden mejorar las cosas individualmente, puede ser muy importante al resolver los problemas de coordinación’, afirmó Ronald Noë de la Universidad de Estrasburgo en Francia”.

“En el estudio, los investigadores hicieron que grupos de monos vervet, dos de ellos viviendo libremente en un parque de Sudáfrica y otro en cautiverio en Francia, jugaran un juego social sin ofrecerles ningún entrenamiento acerca del juego o cómo jugarlo. En cada experimento del “círculo prohibido”, una sola hembra de bajo rango fue entrenada para abrir un contenedor con una gran cantidad de comida, sólo cuando otros monos dominantes con respecto a ella permanecían fuera de un círculo imaginario. Para que alguien recibiera sus alimentos, todos tenían que entender las reglas y mostrar el suficiente control para seguirlas”.

“Y con toda seguridad, los vervet lo hicieron. Uno por uno, sin ninguna guía de los humanos, los monos dominantes aprendieron a controlarse. Tan pronto como todos mostraron control, el mono proveedor que estaba en medio, abrió inmediatamente el recipiente con comida, ahorrando valioso tiempo para todos”.

“Asombrosamente, cada uno de los monos vervet aprendieron cómo ‘jugar’ por su cuenta, en orden de predominio y mediante ensayo y error. Los monos de alto rango aprendieron las reglas más rápidamente porque su estatus les permitió llegar primero al contenedor de comida y ver la respuesta que provocaron sus acciones en el proveedor. Habiendo entendido las reglas de ‘esperar fuera’, esos individuos más dominantes observaron pacientemente hasta que cada uno de sus semejantes se adaptara. Los monos no mostraron ninguna evidencia de comunicación o coerción en absoluto”.

“Noë afirmó que los hallazgos representan habilidades que los vervet probablemente utilizan todo el tiempo, al coordinar movimientos para la protección del grupo o su territorio, por ejemplo. Su comportamiento muestra que un proceso cognitivo elevado, como intuir los pensamientos de otros y el lenguaje complejo, no siempre son necesarios para resolver problemas sociales complejos. ‘Esas capacidades si nos ayudan mucho, por supuesto, y el hecho de que los humanos a menudo enfrenten esos problemas (de coordinación) podría muy bien explicar la evolución del lenguaje y las capacidades cognitivas elevadas´, afirmó Noë. Pero el aprendizaje individual y un poco de paciencia mientras otros aprenden, también puede ser muy importante”.

Mi comentario: ¿Cómo se comportarían los adultos y los niños en esta situación? Nuestro egoísmo nos hace diferentes de los primates; ¡nos ciega! ¿Cuánto sufrimiento tendremos que soportar antes de aceptar las órdenes de la naturaleza superior?

(104271)

Material relacionado: 

Los chimpancés pueden amar, ¿Y qué pasa con la gente?

No hay cansancio, sólo falta suficiente deseo.

Dos caminos para alcanzar nuestra meta

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta