Arrojando algo de Luz sobre la creación

Dr. Michael LaitmanExiste un gran número de personas en el mundo que han querido descubrir el programa de la creación, su propósito, es decir, todo su camino, hacia dónde lleva y su razón. Muchos han querido entender lo que está sucediendo en este mundo y entender por qué todo sucede específicamente en la manera en que sucede y cómo debemos actuar de manera correcta en este mundo.

Porque en este mundo ahora es como si estuviéramos ciegos y en un cuarto oscuro, deambulando en la oscuridad, causándonos daño sólo a nosotros mismos y a otros y molestándonos todo el tiempo. Esto no es útil para nadie, ni siquiera para alguien que tiene éxito en ganarles a los demás, ¿pero para qué les gana?

Depende de nosotros al menos saber qué está sucediendo, y dónde nos encontramos, ¡por qué somos llamados humanos! La naturaleza del inanimado, vegetativo y animado actúa de una manera instintiva y nunca yerra. Un animal nunca comete errores porque la naturaleza lo obliga a comportarse correctamente de acuerdo a los mandamientos de la naturaleza.

El Creador controla cada partícula en la creación incluyendo las partes inanimada, vegetativa, y animada en nosotros, pero a la parte hablante en nosotros se le ha dado libertad de elección. La persona se desarrolla de una forma instintiva, debido a su ego, de acuerdo a un proceso evolutivo natural llamado “a su debido tiempo”. Y en su camino se equivoca constantemente porque no invierte esfuerzos en un desarrollo, lo cual es llamado “Yo lo aceleraré”. Y por lo tanto, todas nuestras vidas son un gran sufrimiento.

Entonces, ¿cuál es la razón, dónde se encuentra el punto de quiebre donde yo puedo cambiar mi destino? Nosotros debemos alcanzar consciencia, entendimiento, conexión, y adhesión con la supervisión superior, llegar a ser conscientes del Creador, y ser como Él. Depende de nosotros el tomar de Él las riendas del control sobre toda la realidad.

Para llevar a cabo esta tarea, antes que nada necesitamos querer esto de todo corazón y entenderlo intelectualmente. A través de nuestra mente y corazón, nosotros percibimos nuevos niveles de la supervisión superior del Creador todo el tiempo como si nos pertenecieran, y en contra de nuestra voluntad realizarlas en nosotros mismos.

Y cuando avanzamos de esta manera, paso a paso, nos volvemos como el Creador. Incluso cuando no queremos ser como el Creador, es decir otorgar y amar, con la ayuda del entorno gradualmente debemos adquirir gradualmente deseos y habilidades como esas, gota a gota. Depende de nosotros someternos y pedirle al Creador que nos dé una posibilidad de ser como Él, es decir, transformarnos y controlar nuestra parte, nuestra porción, nuestro cuerpo espiritual, el cual es el comienzo del Partzuf espiritual.

Se explica que en el nivel animal existe un organismo único cuya cabeza (sus pensamientos y sus deseos, corazón, y mente) se desarrolla en oposición al Creador, y éste se corrige a sí mismo para ser como Él.
(104677)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/10/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Pidiendo mi propio desarrollo
¡Vamos con la Luz!
Apresúrate a despertar antes del amanecer

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: