Cuando todo es para bien

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar“, ítem 42: Como lo hemos aclarado con los niveles corpóreos inanimado, vegetativo, animado y hablante en este mundo (ítems 35-38): las tres categorías, inanimada, vegetativa y animada, no se extendieron por sí mismas, sino sólo en la cuarta categoría, que es el hombre, que puede desarrollarse y elevarse por medio de ellas. Por lo tanto, el rol de éstas es sólo servirle al hombre y ser útiles para él.

Así es en todos los mundos espirituales. Las tres categorías- inanimada, vegetativa y animada, aparecieron sólo para servirle y serle útil a la categoría hablante, que es el alma del hombre. Por consiguiente, se considera que todas ellas se invisten por sobre el alma del hombre, es decir que le sirven.

Por lo tanto, nosotros estamos en el centro de toda la realidad. Todo está designado para el desarrollo del alma del hombre con el fin de llevarlo al bien, es decir de llevarlo a la plenitud a través de los medios más eficientes. Es por esto que toda la realidad fue creada y es para esto que sirve su software, y consecuentemente hemos avanzado de la mejor manera interna posible hacia el mejor estado.

Existe un problema sin embargo, cuando se trata de nuestra participación en el proceso, y todos y cada uno de nosotros se ve en un estado imperfecto malo en todas las fases de nuestro desarrollo. En todo el estado podríamos sentirnos a nosotros mismos en el mundo de Ein Sof (Infinito) a cada paso del camino si usáramos correctamente los medios que se nos dieron. Podríamos implementar la fase actual en la que estamos y no sentiríamos ninguna limitación, como en Ein Sof cuando el Creador se revela en el deseo completo. Más tarde, se revelan capas adicionales, en el momento en que el deseo es perfectamente corregido por medio del el Masaj (pantalla) completo y toda la Luz.

Así, nosotros no necesitamos sufrir “todo el camino” esperando el final del camino, el final de la corrección. Si nos llenamos a nosotros correctamente ahora mismo, entonces sentiremos que nadie puede herirnos y que no hay nadie cruel en el palacio de Rey, sino sólo el Creador que llena todo el mundo. Así es en todos y cada uno de los niveles. Es más, también percibiremos los descensos y ascensos, sobre los cuales está escrito, “La oscuridad iluminará como la Luz”.

Sin embargo en la realidad, nosotros no alcanzamos una máxima aceleración y avanzamos, como regla, en la línea “media” obteniendo algunos golpes relativamente débiles y tratando de alinearnos con la línea media..
[104936]
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/14/13, “La Introducción al Libro del Zóhar”

Material Relacionado:
No caigan, más bien elévense en la línea media
La elección entre el cálculo del burro y el cálculo del hombre
La Torá es llamada la línea media

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta