Del escuchar externo al interno

Dr. Michael LaitmanEn la medida en que la persona siente la importancia de la meta, ella está dispuesta a renunciar a todo lo que le impide alcanzarla. Pero toma tiempo hasta que empiece a escuchar lo que se está diciendo, porque el corazón es lo que oye y no los oídos. Ella puede revisar muchas veces lo que está escrito en los artículos, y aun así no escuchar. Luego ella comienza a escuchar, pero no entiende. Después de eso, empieza a entender algo, pero no lo absorbe. Posteriormente comienza a absorberlo, pero mientras tanto, esto no toca sus deseos.

Cuando finalmente penetra en sus deseos, ella comienza a comparar lo que tenía con lo que entra en sus deseos ahora. Comienza a calcular y a decidir qué hacer, a aclarar cual deseo es preferible: Cuál es más valioso, eterno, son iguales, y así sucesivamente. Por lo tanto, decide si es capaz de abandonar su yo actual, su ego, si puede vaciar un lugar por otro dentro de sí misma, ¿está ella obligada a hacerlo, es lo que quiere o no?

Después de esto ya empieza a actuar en su elección, y a desear que el entorno externo influya en ella tanto como sea posible para poder hacer un cálculo en su corazón con respecto al bien del otro y no de su propio bien. Todo esto tiene que ser con su consentimiento, por su libre elección, por encima de su deseo egoísta previo. De esta manera se avanza hacia la meta.

Por lo tanto, vemos muchas personas que aprenden supuestamente a estar junto con todos, pero ellas aún escuchan solamente con “audición externa”. Pueden pasar años antes de que esto entre en ellas. Algunas comienzan a escuchar sólo después de 10 – 15 años, y otras lo hacen mucho más rápido. Hay todo tipo de reacciones del alma porque esencialmente esto tiene que ver con su corrección.

Entonces, hasta que la persona se dé cuenta de la necesidad de transformar su esencia interior privada en colectiva, pasará mucho tiempo. Esto constituye la parte más difícil de nuestro trabajo, el más difícil primer paso. Después de esto la persona sólo incrementa el deseo de otorgar, pero primero tiene que estabilizarlo y consolidarlo, ponerlo en la cima de la montaña, por encima de su ego, y esto requiere un gran trabajo. Aquí uno sólo puede pedir paciencia y un poco de sumisión, que es lo que nos ayuda.

Por lo tanto, no tenemos ninguna base para estar enojados con las que, aunque escuchan acerca de este método de la educación integral, todavía no saben cómo ponerla en práctica, cómo explicársela a la gente. Todavía no es el momento para que ellas la absorban internamente. Hay una diferencia entre la capacidad de escuchar y la capacidad de llevar a cabo.
[105651]
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 4/21/13

Material Relacionado:
El complejo proceso del crecimiento espiritual
Cómo aparece lo complejo a partir de lo simple
De la multiplicidad a la unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: