El Holocausto: Las causas y fuerzas que lo motivaron

Dr. Michael LaitmanEl 8 de abril de 2013, Israel señala el Día del Recuerdo del Holocausto y el día de la heroicidad de los judíos europeos. Para hablar de esto, primero tenemos que aclarar el panorama, ya que es descrito por la sabiduría de la Cabalá, que estudia el descenso de la vasija general desde el Infinito y su revelación en nuestro mundo. Después de haberse roto en partes, esta vasija pasó por ruptura adicional aquí y comenzó luego a desarrollarse en la dirección opuesta. Esencialmente, este último estado dirigido a la corrección comenzó en Babilonia.

De hecho, nosotros podemos empezar a contar a partir de Adam, pero no estamos hablando de avance personal, sino de avance colectivo. Este se hizo posible cuando la parte digna de corrección surgió en la vasija general y, como siempre sucede en tales casos, tomo la responsabilidad por sí misma y por todas las demás partes. Esta es la ley derivada de la estructura del sistema integral, “análogo”, cerrado y completamente dependiente de sus diez Sefirot originales.

Así, Abraham creó el primer grupo en la antigua Babilonia, y éste se hizo responsable de la corrección de la vasija general. Abraham llevó a cabo un tipo de corrección diferente con el resto de los babilonios, y éste dio a luz más tarde a las diferentes religiones y creencias. Y cuanto más eficazmente utilizó este grupo su unidad para el beneficio de todas las otras partes, más se desarrolló.

Este grupo, en el futuro se fue nombrado como el pueblo de Israel. Éste llevó a cabo la corrección al estar conectado con otras almas, con otras naciones que vivían en la tierra de Canaán, si usamos los términos corporales para definir las relaciones espirituales en la vasija general. Entonces, ocurrió el exilio egipcio, y después de salir de él, los seguidores de Abraham comenzaron a corregirse a sí mismos de manera práctica, alcanzaron la altura del Primer Templo, cayeron desde ese nivel en el exilio babilonio, regresaron y construyeron el grado del Segundo Templo, y luego cayeron durante milenios hasta nuestros días.

Así que, el grupo de Abraham es responsable del proceso de corrección del mundo. El programa de este desarrollo consta de dos partes, especificar el camino del grupo y el camino de la humanidad. Además, el desarrollo del grupo depende del desarrollo del mundo. El grupo no existe por sí mismo, es inseparable de la comunidad en general, y es por eso que las correcciones que llevan a cabo podrían serle suficientes, pero no para el mundo. Como consecuencia de ello, a lo largo de la historia, la nación de Israel ha venido decayendo, sufriendo y experimentando angustia.

Los profetas originalmente escribieron sobre esto; esto fue revelado a Jacob quien encarna la corrección, la línea media que él encabeza. Por lo tanto, el ajuste de cuentas con la nación de Israel, ya sea que le guste o no, no se limita a sí misma. La nación de Israel depende de todos, y todos dependen de ella, y esto va desde la época del éxodo de Babilonia hasta hoy y el fin de la corrección.

Por lo tanto, nosotros no podemos considerar la situación en torno a la nación de Israel desde el punto de vista generalmente aceptado. De hecho, en este caso, no podemos obtener una respuesta a ninguna pregunta. El mundo aun no entiende por qué está tan confundido con respecto a este tema que parece ser secundario, pero que interfiere como un hueso en la garganta. Sólo si llegamos a la correcta comprensión del universo entero, así como de la misión del pueblo de Israel en relación a las naciones del mundo y al Creador, sólo entonces podremos ver los eventos bajo una luz diferente.

El desarrollo espiritual condiciona el desarrollo histórico y obliga a Israel a cumplir con su misión en el mundo, a corregirse a sí misma, a llevarle la Luz a las naciones, y a guiarlos. Israel y las otras naciones son como Galgalta ve Eynaim y AHP, un todo sobre el cual se nos dice: “Mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos”. Precisamente a través de este prisma debemos ver la historia del pueblo judío, sin olvidar que por encima de la vasija general de Israel y de las naciones, está el Creador con Su programa que está relacionado con ambas partes interconectadas. Él es quien pone en marcha todo el proceso, y depende de Israel cómo reaccionar a este proceso y aplicarlo.

Por otro lado, nosotros tenemos que entender que no comenzamos el camino espiritual “con el pie derecho”. El mundo completo, es decir, el alma colectiva, está roto, y el cálculo se toma no con la vasija neutral, sino con la rota. Uno puede preguntarse ¿por qué la nación de Israel tuvo que descender a Egipto y sufrir allí? Después de todo, ésta ya había hecho una corrección que se requería de ella, había alcanzado el grado de Abraham, de Isaac y de Jacob, y había hecho todo lo que tenía que hacer. ¿Por qué entonces en vez de brillantes perspectivas se abrió ante ella un abismo del cual tuvo que salir posteriormente?

Nosotros conocemos la respuesta: La nación de Israel carecía de las vasijas que tenía que revelarse. Ya sabemos que sin importar en qué forma lleguen los problemas, ellas tenían que convertirse en las vasijas correctas y verdaderas para que surgiera admiración en vez de temor, para que la propiedad de misericordia (Jassadim) expandiera los espacios angostos. Nosotros debemos corregir lo que nos llega, el mal, el sufrimiento, el exilio y las desgracias, sin preguntar por qué nos llegaron.

Se nos dice: “Desde lo más profundo clamo a ti”. La única pregunta es ¿tenemos tiempo para realizar todos esos llamados para que la corrección nos llegue a cada paso? Si no lo tenemos, entonces por desgracia recibimos golpes con regularidad, incluyendo aquellos por los que aparentemente no tenemos la culpa, de manera similar a lo que ocurrió con el grupo de Jacob que fue obligado a descender a Egipto. La discordia que produjo esto fue causada por el desarrollo general de las vasijas (deseos).

Así que ya entendemos el proceso, entendemos que las vasijas rotas tienen que revelársenos constantemente, es decir, las cosas desagradables del primer momento. Esto está claro, y no hay duda acerca de ello. El asunto es cómo corregir la situación rápidamente, en forma de negocio, de una sola vez. Quizás al principio yo me deje llevar por el deseo de escapar de los problemas, del mal, del dolor, de las amenazas y peligros, pero al final, tengo que realizar correcciones con el fin de conectar todo a la Fuente superior y darle placer a Él. Este es el final de la corrección. Es deseable mostrar una disposición inmediata, definiendo el final por medio del plan original. Es por eso que yo tengo que organizar el entorno y estar preparado anticipadamente para las dificultades.

En general, al comenzar su trabajo, la persona tiene que entender: Si, junto con el grupo en el que se encuentra, ella realiza su libre elección, entonces esencialmente, no puede ser que ella sufra. Por el contrario, ve el llamado desde Arriba en todo lo que la despierta y la agita. Por supuesto, ella en el camino pasa por descensos, pero son breves, fugaces. No son esos golpes terribles que ocurrieron en el pasado. Todo depende de la preparación.

Hoy vemos que el problema de los hijos de Israel con el Creador el cual permea todo lo que está sucediendo, está desenvolviéndose en el “teatro” de nuestro mundo. Con el fin de “sacudir” a esta nación, el Creador despierta “Faraones”: los reyes egipcios, españoles, franceses, británicos, los que ustedes quieran. Podría ser Hitler, podría ser cualquier otro dictador en quien el Creador produce una determinada actitud hacia los judíos, por medio del ejemplo del exilio egipcio. Y los judíos tienen que reaccionar en consecuencia. Incluso si ellos no son tan malos y tratan de hacer algo, las naciones también se mueven hacia adelante, y se revela en ellos una vasija más grande que causan presión adicional.

Así, la relación entre Galgalta ve Eynaim y AHP depende de varios factores que son difíciles de explicar al mundo en el lenguaje tradicional de la aproximación histórica. Del mismo modo, es imposible explicar los problemas de la familia, incluso a aquellos que entienden, quienes tienen su propia experiencia. Ni las novelas, ni las epopeyas ayudarán; la persona tiene que ser sacada del interior, y luego ella misma verá cómo el sistema general trabaja y está en constante cambio, el sistema cuyas partes, las naciones del mundo, Israel, y el Creador, están inextricablemente conectadas. Ella verá el programa general de la creación que se mueve hacia el final de la corrección en tres líneas, ascendiendo por los peldaños de la escalera espiritual a través de círculos y líneas rectas. Este es un tema muy complejo, porque estamos hablando de un programa multifacético en el que incontables vasijas (deseos) están íntimamente interconectadas y sujetas a diversos cambios.

Nosotros podemos dar solo algunas explicaciones fragmentarias, parciales, de algunos acontecimientos históricos, pero el panorama general solo debe ser copiado del mapa espiritual, porque éste no puede ser adaptado, ser ajustado a las nociones del mundo material.

Volvamos al tema del Holocausto: Éste se manifiesta en un estado en particular, en Europa, en el centro cultural del mundo, en la nación más desarrollada, en la tierra donde vivían muchos judíos que estaban haciendo una enorme contribución a la cultura, la educación, la economía y otras esferas de la actividad humana. De hecho, estaban dispuestos a sumarse a esta nación y a disolverse en ella; sin embargo, se encontraron con la feroz reacción de aquellos a los que ellos no les causaban ningún problema. Este odio parece muy irracional. Médicos, abogados, ingenieros y científicos, ¿qué posiciones no ocupaban los judíos en Alemania, Austria y Suiza? ¿Por qué sucedió esto?

De nuevo, hay varias razones. En primer lugar, el desarrollo egoísta en el mundo alcanzó el estado que requería proceder a la corrección general, encabezada por los judíos. Ellos estaban concentrados en Alemania y ocupaban altos cargos, pero estaban involucrados en otras cosas. Como resultado de ello, los requisitos y quejas del AHP hacia ellos aumentaron enormemente debido a que, según el programa de la creación, las naciones sintieron su propia impotencia. Hubo otras circunstancias: Por ejemplo, Hitler recibió dinero incluso de los Estados Unidos y contó con el apoyo de ciertos sectores de la población, incluidos, al principio, los judíos mismos.

En general, podemos decir que las partes de la vasija colectiva están divididas de cierta manera, y esto se refleja en nuestro mundo. De todos modos, la respuesta a todas las preguntas y problemas es simple: si los judíos por cualquier razón, que depende más o menos de ellos y que está relacionada con el asunto de las generaciones pasadas o de la situación actual, están detrás del programa de la creación, según el cual ellos deben traerle la corrección al AHP, así como a los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, elevándolos a todos y elevándolo todo al mundo del Infinito, esto les trae problemas. Lo importante es también el nivel y el tipo de retraso, no sólo su medida, sino también el carácter. Estas variables están cambiando constantemente en diferentes niveles, y es por eso que las manifestaciones pueden ser muy diferentes. Sin embargo, esencialmente, tanto en lo particular como en lo general, esta es la fuente de antisemitismo. Por lo tanto, aquí es donde nosotros debemos buscar las causas reales del Holocausto.

Se nos dice: “La ley ha sido dada y no puede ser transgredida”. Nosotros estamos en el mundo gobernado por una sola Fuerza, y la Fuerza actúa de acuerdo al programa, de acuerdo a la relación entre las Luces y las vasijas. En la vida real puede haber gran cantidad de situaciones difíciles y terribles con los que nosotros no podemos ni somos capaces de estar de acuerdo. Y las mismas sensaciones no nos permiten aceptar lo que sucedió durante el Holocausto.

Si una erupción volcánica, o un tsunami, o la caída de un meteorito u otro desastre natural hubieran matado a decenas de millones de personas, entre ellas seis millones de judíos, nosotros lo habríamos llamado el Holocausto, sino un desastre fatal. Sin embargo, las personas en Europa no solo murieron, fueron asesinados deliberadamente sólo porque eran judíos. Este es el fenómeno cuyas causas hay que buscar. Este es un análisis completamente diferente: ¿Qué hicieron mal ante los “ojos del Creador”, es decir, desde el punto de vista de la ley del universo, qué produjo tal actitud de los demás hacia ellos? Si hacemos esta pregunta, seremos capaces de encontrar la respuesta.

(104559 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de Abril del 2013, “Día de conmemoración del Holocausto”)
Material Relacionado:

Israel: de nacimiento o como meta
Israel: aquellos que aspiran al creador
Israel: uno de los países más odiados en el mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: