El propósito de la vida es la revelación del Creador

thumbs_laitman_226Nosotros siempre aclaramos el tema de “no existe nadie además de Él” en nuestras convenciones. Este es un tema muy importante ya que en realidad abre la esencia de la sabiduría de la Cabalá, es decir, el método para la revelación del Creador, la única fuerza que opera en toda la creación.

Además de esta fuerza, de hecho, no existe nada más. Todo lo demás es lo que ésta genera, desarrolla, lo que ella motiva y dirige. Todo depende de esta fuerza única. No hace ninguna diferencia si la llamamos “naturaleza” o el “Creador”; esta lo crea y lo maneja todo, pero en realidad es una.

A diferencia de las otras partes de la naturaleza (del inanimado, vegetativo y animado), el hombre tiene una meta, un rol, un propósito, y él tiene que alcanzarla: descubrir esta fuerza y ​sentirla. La percepción de esta fuerza y ​​su revelación suceden de acuerdo a la ley básica de la física, a la ley básica de la naturaleza, a la ley de equivalencia de forma: Según la medida en que nuestros atributos sean similares a los del Creador, nosotros lo sentimos a Él, nos volvemos parte de Él y nos fundimos con Él.

El Creador nos empuja constantemente hacia este estado, para que nosotros lo alcancemos a Él. Este movimiento ocurre desde el principio de la creación hasta su final, hasta que lo descubramos plenamente. Nosotros empezamos el camino de la revelación y el alcance del Creador mientras estamos en nuestro mundo.

Nuestro mundo oculta al Creador de nosotros.

El propósito de la vida es la revelaci{on del creador

El Creador influye en este mundo. Él influye en nosotros y si nosotros percibimos su influencia correctamente como esencial a fin de alcanzarlo desde dentro y desde este mundo, entonces avanzamos hacia el Creador. Se nos ha dado la sabiduría de la Cabalá con el fin de sintonizarnos con la revelación del Creador a través de la cáscara externa de nuestro mundo.

Al revelar al Creador nosotros alcanzamos nuestro origen, nuestra raíz, el estado de eternidad y perfección. Podemos separarnos de nuestro cuerpo hasta tal grado que nuestro cuerpo (dibujado como un punto en el que nosotros lo alcanzamos a Él, el punto en el corazón) y nuestro mundo, desaparecen repentinamente.

Comenzamos a sentir que hay un Creador en todo esto, una Luz superior. Todo eso que nos pintó anteriormente nuestro cuerpo, los cinco sentidos, por medio de los cuales nos sentimos a nosotros mismos y al mundo, todo parece evaporarse, desaparecer, y a través de esto vemos la Luz superior.

Este es el estado que tenemos que alcanzar. Es muy real, mucho más real que nuestro mundo “ilusorio”. El artículo “No existe nadie más aparte de Él” nos cuenta cómo hacerlo.

(105510 – De la Convención Europea del 3/23/13, Lección 3)

Material relacionado:

Directos son los caminos de los justos

Mirando desde el punto de vista del creador

Retornando al abrazo del creador

Un comentario

  1. ES maravilloso, experimentar, todas esas sesaciones, mas aun si pesamos que EL FIN.es. alcanzar la meta bellicima de presibir cercano al CREADOR,en mi caso sera todo lo que me queda de vida.dios le de todas las bendiciones x lo que usted hace x todos nosotros.GRACIAS

    CHACABUCO BA,AS, ARGENTINA 05-02015

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: