En una gavilla

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo trabajamos juntos en un grupo que se entrega al superior?

Respuesta: Para ello, cada uno agacha su cabeza ante cada uno de los amigos. Con la ayuda de la ruptura de los Kelim se les ha dado la oportunidad de trabajar con los amigos como con el Creador. No pueden ver y alcanzar esto con sus deseos no corregidos; por lo tanto, ustedes trabajan con el grupo.

Cuanto más alejados estén de la Luz superior, más alejado lo están también de los amigos. Esto construye en ustedes el correcto estado, un “campo común” donde pueden “jugar” y entrenarse con ellos. Su actitud hacia ellos es precisamente su actitud hacia el Creador, pero aquí ven los resultados, trabajan junto con ellos en los cambios de estado, tanto en los de ustedes como en los de los amigos.

El Creador es absoluto, y dentro del grupo hay reciprocidad, los cambios ahí los preparan mucho mejor para un encuentro con Él. Porque tienen dos deseos de ustedes, el deseo de recibir y el deseo de otorgar, que aparecerán ante su ego y el ego de los amigos; y a través de esto, ustedes adquiere un Kli completo, listo para enfrentar al Creador.

La verdad del asunto es que todo está preparado a través de la sabiduría divina, que les provee lo necesario en la forma del grupo para todo el camino.

Supongamos que ustedes necesitan elevarse del nivel 120 al nivel 121. Allí, ustedes también se encuentran en ocultamiento, e incluso en más ocultamiento, en la oscuridad absoluta, donde no hay memoria del Creador, y los pensamientos y sensaciones inexplicables los abruman…entonces ¿cómo nos elevamos de esta terrible oscuridad al siguiente nivel? Lo hacemos sólo con la ayuda del grupo, como lo hicieron los estudiantes de Rabí Shimon. Y ustedes descubren nuevamente que todas las relaciones entre los amigos están ajustadas con precisión para darle forma a este nuevo nivel.

Pregunta: Entonces ¿qué puede hacer el grupo para someterse a sí mismo y elevarse a un nivel superior?

Respuesta: El grupo no tiene por qué someterse, sino que cada miembro tiene que someterse a sí mismo al concepto de conexión y unidad. Y entonces todos juntos construimos un soporte para revelar al Creador, un lugar para Su residencia, la Shejiná.

Pregunta: ¿Pero no tiene que haber una rendición compartida cuando pasamos por diferentes estados?

Respuesta: Ustedes sienten qué es estar juntos, en una “gavilla” (Omer). Lo principal es anularse, es decir, someterse con toda tu fuerza para construir una conexión entre los amigos. Ustedes humillan su orgullo acerca de la conexión y sólo se preocupan de que todos en el grupo, incluyendo a las mujeres y los niños se conecten, que se relacionen entre ellos con amor, con comprensión, sin una sola queja contra el otro. El Creador nos da un lugar para los esfuerzos, y nosotros simplemente debemos construir una conexión entre nosotros. Y si no, entonces no habrá continuación para esto…

(104383 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de Abril del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

El mundo será atraído por el grupo
Un sistema de medición espiritual: el grupo
Qué buscar en la asamblea de los amigos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: