Hablemos acerca del bien

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 33: … el contento de nuestro Hacedor proveniente del otorgamiento a sus criaturas, depende de la medida en que las criaturas lo sientan a Él, que sientan que Él es el dador, y que Él es el único que las deleita ellas. En ese momento Él se complace en ellos, como un padre que juega con su hijo amado, según la medida en que el hijo sienta y reconozca la grandeza y la exaltación de su padre, y su padre le muestra todos los tesoros que preparó para él…

“Jugar” significa que yo siento el deseo del Creador, Su actitud, Su necesidad de crearnos debido a su deseo de hacer el bien a Sus criaturas. Yo siento el amor infinito que fluye desde Su nivel. Él nos creó para que podamos sentir Su amor, y nosotros podemos disfrutar de este amor sólo si lo entendemos, según la medida en que podamos valorarlo.

Estamos juntos en este amor mutuo como dos enamorados, como un padre y su hijo. Ellos juegan juntos, pero el hijo entiende perfectamente a su padre y se adhiere a él. Ellos se incorporan uno en el otro en sus deseos, y cada uno puede llenar al otro. Ellos son originalmente opuestos entre sí por naturaleza, pero gracias a la corrección, están unidos y tienen un sinfín de oportunidades para desarrollarse. Esta contradicción interna no es un obstáculo, sino que más bien les permite revelar el amor infinito por encima de la separación.

Pregunta: ¿Por qué hablamos tanto acerca del mal y tan poco del bien?

Respuesta: En primer lugar, ustedes deben hablar sobre el bien unos con otros, sobre la meta de la creación, y sobre el trabajo y el grupo.

En segundo lugar, estudiamos y examinamos nuestras vasijas, nuestros deseos, y esto no es más o menos, sino la falta de deseos. Nuestro estudio y elevación de una petición por la corrección surge de la falta de llenado en el deseo. Nosotros aprendemos cómo llegar al deseo correcto y elevarlo a fin de recibir en respuesta las fuerzas, los Masajim (pantallas), y las Luces de corrección. Sólo entonces alcanzamos el llenado y, finalmente, somos recompensados ​​con placeres como consecuencia de la adhesión, la unidad y la equivalencia de forma con el Creador.

Por lo tanto, todo nuestro trabajo lo hacemos bajo presión, pero si ustedes lo valoran, si aprecian esa presión, si recuerda que están trabajando por una razón y para servirle al Creador, si su fe es lo suficientemente fuerte, lo cual significa las fuerzas de Bina, las fuerzas de otorgamiento, entonces, incluso si se trata de superar de los estados desagradables, aun así lo disfrutarán. Después de todo, ustedes tienen otra fuerza, la fuerza de Bina que le eleva por encima de Maljut. Aunque no se sientan cómodos en Maljut, Bina les da la sensación del ascenso.

Es difícil expresar en palabras esta dualidad, pero este es nuestro trabajo. Nosotros hacemos esfuerzos, y entonces la pregunta es si ustedes los disfrutan o no. Depende de para quién hacemos estos esfuerzos.

En cualquier caso, no hay muchas palabras acerca de la emoción y el placer en la historia de este trabajo. El trabajo en sí, es la mayor parte de la historia.

Personalmente, yo disfruto de la mayoría de los estados que atravieso. A veces, ustedes son arrojados en una sensación desagradable y en ocasiones en la indiferencia. Cualquier cosa puede suceder, pero ustedes deben tratar de mantenerse en el ascenso y disfrutar de todos los estados. Después de todo, si el Creador los maneja, si están constantemente en Sus manos, incluso cuando Él los corta y los arroja hacia afuera, eventualmente no hay ni un momento sin placer.

Volviendo al juego del padre con su hijo: En realidad ustedes sienten esto en un estado en el que no reciben nada. Está en contraste con su percepción. No hay nada en sus vasijas. La Luz de NRNHY no es el llenado que reciben de alguien, sino la actitud hacia el Creador que construyen en lo más alto del vacío que hay dentro de ustedes. Es esta actitud la que le revela una Luz que está “en el aire”, la actitud misma. Es la Luz de otorgamiento y amor que les llega a ustedes.

Decimos que la abundancia de la Luz llega del Creador y se revela en todos los mundos, pero, en realidad, eso no quiere decir que ustedes se llenen de placer egoísta, no. Se debe a que esto ocurre por encima de la primera restricción, en el atributo de “otorgar a fin de otorgar”, y entonces, en “recibir con el fin de otorgar”. Ocurre en completo contraste con nuestros puntos de vista actuales, y es imposible explicarlo.

Esta es la razón por la que nosotros no podemos describirnos el placer que experimentamos con los demás cuando jugamos con el Creador. Todo es resultado de la auto anulación y devoción, por encima del Majsom (barrera), por fuera de sí mismos, en su aspiración hacia afuera, por encima de los sufrimientos de amor.
(104741)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá 4/09/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material Relacionado:
La intransigente bondad superior
El mundo entero es el rostro del Creador
La amarga dulzura del otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: