La naturaleza del bien es hacer el bien

Dr, Michael LaitmanTodo nuestro trabajo es adquirir la propiedad de otorgamiento por encima de la propiedad de recepción para que en todo momento yo aclare que todo lo que sucede dentro de mí y a mi alrededor, en todos mis pensamientos y deseos, en toda la imagen de la realidad, proviene sólo del Creador. Aclaro esto a pesar de todos los obstáculos que vienen del mundo hacia mí. El mundo muestra que supuestamente una multitud de diversos factores externos y fuerzas trabajan en este, estableciendo mi estado y afectándome. Pero detrás de todo esto tengo que ver al Creador.

Es más fácil hacer esto si el mundo se relaciona hacia mí con hostilidad y yo trato de huir de este. Pero cuando me vuelvo lo suficientemente fuerte, se me envían fuerzas que parecen buenas, atrayéndome hacia este mundo. Yo debo oponerme a ellas diciendo que esto es maldad, incluso peor que como era antes.

Necesito al menos agradecer por el mal tanto como por el bien y estar agradecido por el sufrimiento más que por las tentaciones que me atraen hacia este mundo. Detrás de todo esto debo ver el gobierno del Creador, el Bien que hace el bien.

Este trabajo es llamado el trabajo del Creador porque a través de él, yo aprendo cómo se relaciona el Creador conmigo, enseñándome Sus “costumbres”. Descubro que el Creador me rodea con toda esta realidad virtual para que a través de este mundo, por encima de esta realidad, yo descubra la fuerza que me activa y que crea toda la realidad para mí.

Necesito siempre ver como si esto fuera el dedo del Creador que me dirige a elegir, a estar en la Klipat Noga, en el tercio medio de Tifferet. Con esto reconozco que todo proviene sólo de una fuente, de Keter, del Sol. Yo debo adherirme a Él como la Luna, reflejar hacia el Sol la Luz que recibí de este.

Pero bendigo el estado de luna nueva, que es completamente oscuro y no brilla. Es suficiente con que yo permanezca en fe por encima de la razón, en otorgamiento por encima de la recepción. Bendigo esta forma específicamente, la forma a la cual aspiro en mi trabajo.

(106078 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Abril del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

Hablemos acerca del bien
El lenguaje en que el creador te habla
El bien vuelto mal

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta