La única manera de ser felices

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si el ser creado fue creado con el fin de complacerlo, ¿por qué debe trabajar la persona con el fin de alcanzar el otorgamiento al Creador y no puede simplemente disfrutar de la vida, únicamente de la bondad?

Respuesta: La persona a veces puede disfrutar de la vida corporal, pero no toda su vida ni todo el tiempo. Incluso las personas muy ricas que realmente lo tienen todo, no puede sentir placer en cada momento de su vida, puesto que esta no fue la meta de la creación.

Al mirar de cerca, veremos que incluso la vida de un rey no es fácil. El Creador arregla un rol para cada uno y obliga a la persona a avanzar de acuerdo a la meta de la creación, de una buena o una mala manera. Las personas avanzan normalmente por el camino del sufrimiento, el cual es llamado “a su debido tiempo”. Pero si el alma de la persona tiene una raíz especial, a ella se le da la oportunidad de acelerar su desarrollo, de “santificar el tiempo”, es decir que en realidad ella puede participar en la obra del Creador. Para hacerlo, tiene que aferrarse internamente a dos fuerzas, no operar de acuerdo a una fuerza como lo hace la gente común.

Es imposible avanzar sólo por medio de los placeres del mundo corpóreo. Nosotros vemos que el mundo está hundiéndose en un mayor sufrimiento a pesar del avance tecnológico que aparentemente nos permite la prosperidad completa. El Creador altera todos nuestros intentos por organizar nuestra vida corporal y no nos deja disfrutar de ellos. La inclinación al mal que Él creó nos controla constantemente, destruyendo así todos nuestros buenos comienzos.

Si nuestros intentos no contradijeran la meta de la creación, entonces, indudablemente todo funcionaría en cierto modo. Nosotros quisiéramos vivir como animales de acuerdo a nuestros instintos y al plan de la naturaleza, y cada uno encontraría su lugar en la simbiosis general. Sin embargo, no podemos hacer eso ya que tenemos que alcanzar un estado especial.

Esto se refiere especialmente a aquellos en quienes se ha despertado el punto en el corazón, pero todas las personas sufren puesto que sienten las fuerzas que las obligan a desarrollarse. Esto sucede “por debajo de la razón”, inconscientemente, sin entender dónde, por qué y cómo deben desarrollarse, y qué fuerzas los manejan y los empujan hacia adelante. La persona instintivamente trata de evitar una influencia desagradable, mala y es atraída hacia la bondad. Todos sus cálculos están basados únicamente en buscar dónde hay menos sufrimiento y más bienestar.

Sin embargo, para las almas especiales, el Creador preparó un buen camino de desarrollo especial. Ellas, por sí mismas, deben convocar las fuerzas que las desarrollan: la Luz Circundante superior que Reforma. Estas personas son felices con la mala sensación así como con la buena sensación, al saber y entender que todo proviene sólo del Creador, que no existe otro además de Él, y que Él juega con nosotros.

Toda esta vida es un juego puesto que el superior desarrolla al inferior a través de un juego, y nosotros sólo tenemos que aceptar las reglas de este juego, a pesar de su complejidad, de la confusión, y de su dificultad. Tenemos que esforzarnos mucho para identificar el juego del Creador y para permanecer conectados con Aquel que juega con nosotros. En este caso, nos encontramos entre dos fuerzas, el Faraón y el Creador, y somos felices porque tenemos la oportunidad de avanzar. ¡Entonces podemos avanzar realmente sólo por el buen camino!

Las personas que pueden aferrar estas dos fuerzas y manejarlas por sí mismas como riendas o quien puede llegar a ser como un caballo que avanza por sí mismo al adivinar los deseos del conductor, estas personas sienten que son felices. Ellas tienen muchos problemas. El mundo entero, del cual ellas son responsables, está sobre sus hombros, pero están felices por su rol, por la conexión con el Creador cuyas órdenes cumplen.

(104239 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Abril del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

Hay una razón para ser felices
La vida es un juego emocionante con el creador
Haz cada instante más exaltado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: