Otorgamiento virtual

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué obliga a la persona a salir del estado de Bina, de Jafetz Jesed?

Respuesta: Nosotros nunca dejamos el estado de Bina, o Jafetz Jesed, sino que sólo le  agregamos. En la espiritualidad nunca perdemos un estado, siempre nos elevamos más arriba en la escalera. Si yo permanezco en el estado de Jafetz Jesed, en “otorgar a fin de otorgar”, yo caigo en la intención de “con el fin de recibir” para mí mismo. “Otorgar con el fin de otorgar” es el nivel mínimo en el que yo tengo que estar.

Yo construyo estados superiores de “Jafetz Jesed” por encima de él con un grosor (Aviut) cada vez mayor al deseo, hasta el estado infinito de otorgar con el fin de otorgar. Empiezo a investir otorgamiento adicional en este estado de Jafetz Jesed, en el que no necesito nada y estoy feliz de estar viviendo en el bosque para no tener que preocuparme por nada, sin siquiera una camisa.

En el estado de Jafetz Jesed yo no otorgo de ninguna manera. Esto es llamado “otorgar con el fin de otorgar”, pero no tengo nada que dar. Es como si yo otorgara esa manera, al renunciar a mi ego, que hace que yo sea quien otorga. Es como una madre que le pide a un niño “Hazme un favor, deja de hacer tanto ruido”. Él no produce nada beneficioso, no les dar nada a los demás, sino que sólo se calma. Esto significa que él está haciéndole un favor su madre.

Este es el estado de Jafetz Jesed, es decir que yo dejo de jugar con mi egoísmo; yo no lo quiero, quiero permanecer totalmente desnudo y dedicarme completamente a mi madre y escuchar todo lo que ella dice. Yo aún no hago nada bien, como ella puede esperar de mí, pero ya he dejado de hacer cosas malas, como ella me lo pidió. Esto es llamado “otorgar con el fin de otorgar“.

En general, yo no le doy nada a ella, a excepción del placer “virtual”. He dejado de hacer ruido, de romper cosas, de gritar y enloquecerme, y eso es todo. Esto quiere decir que he alcanzado el estado de Jafetz Jesed, que sólo es posible en la parte superior del espesor mínimo del deseo hasta Ein Sof (Infinito).

Pero sobre esto yo ya empiezo a recibir con el fin de otorgar, a hacer algo que la madre desea: que la ayude con las tareas domésticas. Esto ya está por encima de otorgar el fin de otorgar; este es el otorgamiento real.

 104666
 De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/8/13, El Estudio de las Diez Sefirot

Material relacionado:
Otorgar por el bien de otorgar: Un estado limpio
Quien no puede tomar, no tendrá nada que dar
La investigación científica de un milagro

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta