¿Quién está manejando el mundo?

Dr. Michael LaitmanPregunta: Hace poco el presidente de Israel, Simon Peres expresó ideas que son similares a aquellas de las que hemos estado hablando durante años: acerca de limitar la jornada de trabajo, reemplazando horas de trabajo con estudio a través de Internet, acerca de la educación basada en la conexión entre un maestro y los estudiantes…

Respuesta: Nosotros determinamos aquello acerca de lo que pensará el mundo. El problema es que estamos atrasados en la corrección de nosotros mismos para que nuestros buenos pensamientos penetren las mentes de la élite. Estos penetran lentamente y las personas empiezan a hablar al respecto, pero no es suficiente, tenemos que darnos prisa.

En cualquier caso, así es cómo suceden las cosas: nuestros pensamientos, deseos y acciones se revelan internamente en los demás, y las personas comienzan a pensar de la misma manera, sin saber por qué.

Cuando las naciones del mundo culpan a los judíos por traer el mal al mundo, e incluso por manejar secretamente al mundo, las afirmaciones que comienzan inconscientemente, son justificadas en parte y en parte no. Las naciones se equivocan al pensar que los judíos son malos, pero tienen razón al pensar que la realidad está en efecto dispuesta como una pirámide: Es desde el nivel de GE que las Luces llegan al AHP y determinan todas sus acciones.

El libre albedrío está sólo en el nivel final de la última fase, y sólo aquellos que lo han alcanzado saben que el futuro del mundo depende de tenerlo. Por consiguiente, son responsables por él y reciben más golpes que los demás. Esta es la forma de la creación.

El “intercambio de ideas” se volverá gradualmente más común y prominente, y por eso tenemos que tratar de establecer nuestros pensamientos para que incluso los “grandes villanos” reciban de nosotros el “contenido interno” bueno y correcto.

Esto se debe a que nosotros somos responsables de ellos y lo que les sucede también depende de nosotros. Si alguien expresa ideas equivocadas o perjudica al mundo, esta es una indicación de que aún mis defectos no los he corregido a pesar de haber tenido la oportunidad.

Nosotros podríamos haber evitado todo el mal en el mundo. El Creador es bueno y benevolente, y Él nos permite establecer y manejar las cosas correctamente. Si no lo hacemos, entonces lamentablemente suceden cosas muy indeseables. Así que tenemos que ser más responsables.
[104940]
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/14/13, “La Introducción al Libro del Zóhar”

Material Relacionado:
La dirección de los pensamientos
Una corriente de pensamiento
Arrancando de raíz nuestro deseo de estar separados

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: