Rebelión contra la “casa del padre”

Dr. Michael LaitmanRabash, “Qué significa que el pastor del pueblo es toda la nación, en el trabajo”: toda la pesadez en el servicio al Creador es sólo debido a la falta de fe, puesto que cuándo una persona es recompensada con fe completa, ella anhela anularse a sí misma ante el Creador como una vela ante una antorcha. Y de hecho todos los órganos, es decir, todos sus pensamientos y deseos hacen lo que la fuerza de la fe los obliga a hacer.

Podemos adquirir esta fuerza de la fe sólo de acuerdo a la dureza del corazón y a todos los problemas que Moisés pasó en su momento. Él fue educado en la casa de Faraón y lo recibió todo de su abuelo adoptivo y de su madre. Esto significa que, gracias a su ego, la persona pasa por una fase especial en su desarrollo. Este ego es muy grande, y, por eso, la nación de Israel es llamada una nación “dura cerviz”, “terca”, porque Faraón reside en ella. Por lo tanto, el ego educa a la persona en su propio territorio, pero aun así la persona quiere seguir su camino para que la propiedad de Moisés pueda crecer en ella.

Uno debe ser un gran egoísta, encerrado en su ego. No es por casualidad que está escrito: “Aquel que es mayor que su amigo, su inclinación es mayor que él”. Es más, los atributos que desarrolla la persona, tanto en la “casa del Faraón” como en la “casa de Jetró”, son necesarios para su desarrollo espiritual. Posteriormente, el atributo de Bina llega sólo a través de una dura lucha interna entre la chispa que se revela (el punto en el corazón) y el gran deseo egoísta de recibir, que es tan cruel y duro que no está dispuesto ni puede escuchar a nadie.
[104199]
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del  3 de Abril del 2013, Escritos de Rabash

Material Relacionado:
Un mensaje para la nube de gloria
La “escuela” de Jetró
A través de la crisis hacia “la Tierra Prometida”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: