Responsabilidad por lo que surge del huevo

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si todos mis estados son determinados por la fuerza superior, ¿dónde está mi responsabilidad por las malas acciones?

Respuesta: Yo no puedo cambiar el estado en el que ya estoy. Yo preparé este estado con el Creador, como Su compañero. Tuve una oportunidad de prepararme para que el estado cercano a mí ahora se manifestara de la mejor forma, pero no hice eso.

El estado presente en sí no puede cambiar. Este es el estado natural y el resultado de todas las condiciones previas que ciertamente yo pude haber influenciado.

Pude poner un huevo debajo de una gallina, pude ponerlo al sol, o pude ponerlo en una incubadora y en relación a esto, tendré resultados que determinan la velocidad de mi desarrollo y mi actitud. ¡Todo será diferente!

Pero cuando me encuentro en alguna situación, ya es muy tarde para hacer algo al respecto. Habiendo actuado de acuerdo al principio de “Si yo no soy por mí, quién es por mí” y al final, reconocí que “No existe nadie más aparte de Él”, yo recibí este resultado. Le saco el máximo provecho a esto y me doy cuenda desde el principio que tenía que alcanzar un estado como este.

Entonces, si todo ya está establecido desde el principio, ¿dónde está mi libre elección? Sólo al haber justificado mi estado presente como corregido y ya establecido desde el principio, ya que “No existe nadie más aparte de Él”, puedo decidir qué hacer después y decir: “Si yo no soy por mí, quién es por mí”.

“Si yo no soy por mí quién es por mí” es el periodo en el que yo estoy actuando y trabajando como si el Creador no estuviera a mi lado, puesto que yo no sé dónde está Él, esto está oculto para mí. Pero ¿por qué necesito actuar así? Si hago el esfuerzo correcto, entonces perfectamente aceptaré todo el estado que se revela como si viniera de la fuerza superior, de “No existe nadie más aparte de Él”.

Trabajando de esta manera, yo preparo mi percepción para los estados siguientes. El Creador puede revelarme un estado que hoy en día me parece simplemente terrible. Pero después de la preparación que ahora hago, trabajando de acuerdo al principio de “Si yo no soy por mí quién es por mí”, aceptaré este estado como la manifestación de la bondad absoluta del Creador, quien me benefició. Esta será mi recompensa al final de un “día de trabajo completo”.

(105435De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de abril del 2013, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Si están enojados es señal de que ustedes no tienen razón
¿Quién soy, el ao de la vida o un juguete de cuerda?
Cambia todo el potencial malo por el bueno

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: