Rindiéndote ante el dominio de los amigos

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 44: Cuando comenzamos a profundizar en la Torá y los mandamientos, incluso sin ninguna intención, es decir sin ningún amor y temor, como corresponde al servir al Rey, incluso en Lo Lishmá, el punto en mi corazón comienza a crecer y a revela su acción.

Cuando el punto en el corazón se despierta en la persona, ella llega a un entorno en el cual se le proporcionan todas las condiciones para su desarrollo espiritual interno. Está dicho que “el Creador pone la mano de la persona en el buen destino y le dice: Elígelo”. Aquí es exactamente donde está su libre albedrío: avanzar hacia el centro del grupo y a través del grupo hacia el Creador.

Después la persona comienza a entender el sistema, la “cocina” donde está “cocinándose” todo. De ese punto en adelante, si ella busca cómo enfocarse correctamente en la meta mediante el uso de la influencia del entorno, sometiéndose al entorno, anhelando al Creador a través de este, entonces su punto en el corazón se expande y crece.

Aquí su participación básica con la intención que aún no está dirigida hacia el otorgamiento puro es suficiente. Incluso si la persona no lamenta eso todavía ni puede pensar seriamente en ello, aun así es un comienzo. Si ya tiene un “punto en el corazón” y, más importante, ya está incorporado en el entorno correcto que influye en ella, eso es desarrollo.

Incluso los actos sin un objetivo pueden purificar mi voluntad de recibir, pero sólo en el primer grado llamado “inanimado”.

La persona aún no tiene las intenciones correctas y aún no puede verse a sí misma como alguien que otorga, pero puede al menos elegir “agachar su cabeza” con todas sus fuerzas, anularse, y así avanzar. La grandeza del nivel inanimado es su habilidad para someterse ante el grupo y el estudio. Este nivel termina cuando la persona se anula totalmente ante lo que se le ha revelado en el nivel actual. Este es el clímax del nivel inanimado.

Posteriormente, en el nivel vegetativo todo cambia: Si antes sólo tenía que restringirse mientras se elevaba por encima de su ego, ahora ella tiene que abrirse lo más que pueda. Tal cambio es típico en cada transición de un nivel a otro.

Pregunta: ¿Entonces, resulta que el nivel inanimado no es tan “tosco” como podríamos pensar?

Respuesta: Tal vez yo puedo no entender o sentir nada, ni ser capaz de participar en el otorgamiento real, pero tengo que reconocer la falta de sensación, mente, y la actitud correcta, la falta de algo espiritual. Estoy 100% por fuera de la dimensión del otorgamiento ¿entonces cómo puedo entrar en ello?

Para hacer eso, yo tengo que anular todo lo que se despierta dentro de mí. No borro ni cubro mis atributos, pero sé que no puedo entrar en la espiritualidad con ellos. Entonces, me aferro al dominio del entorno. Me dicen que me una a algo, y lo hago sin entender qué significa. Me dicen que lea, que estudie, y entonces leo y estudio. Me dicen que haga algo, y entonces lo hago. Lo hago específicamente porque se me dice que lo haga. En otras palabras, me someto ante el grupo y el estudio con todas mis fuerzas. Acepto este dominio mientras renuncio a mí mismo y así avanzo hacia la corrección de mi nivel inanimado.

Después de todo, mi nivel inanimado no puede moverse por sí mismo, y entonces la única manera de hacerlo es hacer que los amigos me muevan desde el exterior. Para hacer eso, yo tengo que estar en sus manos.

En esto nadie tiene ningún obstáculo. Cada uno es capaz de realizar esas acciones por sí mismo. La persona sólo se anula ante otros y depende sólo de esto. La auto anulación automáticamente la pone en manos de ellos. Más tarde se le pedirá que lleve a cabo acciones que están basadas en la interdependencia y la cooperación, pero en el nivel inanimado ella sólo tiene que renunciar a sí misma. El deseo crece, las interrupciones se incrementan, existe una mayor confusión junto con el desacuerdo, y la respuesta a todo eso es la auto anulación. Uno necesita agachar su cabeza una y otra vez y así avanzar. Esta es la primera fase en nuestro camino.

(105267De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de abril del 2013, “La Introducción al Libro del Zóhar”)

Material Relacionado:

La enseñanza del exilio
El despertar del punto en el corazón
Desenvuelve el punto en el corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: