Sabiendo qué y a quién pedirle

Dr. Michael LaitmanEl avance espiritual ocurre de acuerdo a la fórmula de “Israel, la Torá y el Creador son uno”.Israel” es quien se esfuerza con el fin de construir una deficiencia dentro de sí y de cumplir el deseo del Creador y permitirle a Él que se revele. Con el fin de hacer eso, las vasijas de los seres creados tienen que estar completas. Quien quiera que anhele descubrir toda la vasija es llamado “Israel”. Después de todo, el Creador, la Luz superior, se encuentra en absoluto reposo y sólo necesita las vasijas.

La Torá en realidad es aquello por lo que tenemos que esforzarnos para descubrir el amor por los seres creados y del amor por lo creado, alcanzar el amor del Creador. Nosotros nos esforzamos al anhelar amar a los seres creados, elevarnos por encima de nosotros mismos, y ser incorporados en el entorno al organizarlo de acuerdo a todas las condiciones necesarias para que éste nos impresione y nos evoque correctamente. Es imposible alcanzar el despertar correcto sin un entorno; esto sólo es posible por medio de la influencia externa.

Cuando nos esforzamos lo suficiente, descubrimos que nosotros no podemos hacer nada. Una y otra vez descubrimos que no podemos alcanzar el amor de los seres creados y, finalmente, entendemos que necesitamos la ayuda del Creador. Entonces surge por sí misma una oración y ésta nos lleva al amor del Creador.

Resulta que las tres condiciones: Israel, luego la Torá, y luego el Creador nos llevan a la meta; como está dicho: “trabajé y encontré, créele”. Es imposible saltar inmediatamente hacia adelante sin antes esforzarse uno mismo; es decir, sin la Torá, sin una oración, sin una petición, es imposible alcanzar al Creador. Esta puede ser una petición egoísta por la cual no obtendrán una respuesta. Ustedes no tendrán las letras de la oración, puesto que éstas se crean sólo por medio del esfuerzo de la persona. Sólo cuando la medida de éstas se llene sabrán cómo volverse hacia el Creador con una petición.

¡Antes, ni siquiera tienen una deficiencia por lo que el Creador quiere darles, así que ustedes no se vuelven hacia el Creador con la misma petición, y esta es claramente la razón por la cual no consiguen nada!

Si desea ahorrar tiempo y energía, y alcanzar la meta rápidamente, ustedes deben actuar en la dirección de “Israel, la Torá y el Creador son uno”, para que eventualmente ellos se unan en un todo. Resulta que la dirección correcta es el esfuerzo en la conexión en el grupo con el fin de descubrir al Creador y darle contento a Él. Como está escrito: “Del amor por los seres creados al amor del Creador”. Todas las palabras de los sabios se refieren sólo a estas tres etapas: Israel, la Torá y el Creador.
104673
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 4/10/13

Material relacionado:
El punto entre el odio y el amor
Disfrute de su amor hacia los demás
Abramos el grifo del amor por los demas

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: