Una pareja inseparable: El hombre y el burro

Dr. Michael LaitmanInicialmente estamos adheridos a nuestras vasijas de recepción, y sólo en ellas podemos sentir el mundo. Lo juzgamos todo sólo de acuerdo a cuán bien o mal nos sintamos en nuestras vasijas de recepción llamadas “burro” (Jamor), lo cual también es nuestra “materia (Jomer) (las cuales tienen la misma raíz en hebreo). Y el hombre en nosotros también se adhiere al mismo “burro”.

Gracias a nuestra acción, podemos despegar al hombre en nosotros, el cual está inmerso en su materia. Entonces este hombre empieza a pensar de forma distinta.

¿Cómo podemos despegar al hombre de su materia, de su “burro”? Sólo por medio de la Luz que Reforma que le da a la persona el atributo de otorgamiento, Jesed, la Luz de Jassadim. Esta Luz llena la parte llamada “hombre” y le da nuevos atributos, por medio de los cuales la persona puede separarse del burro, de la materia de los deseos de recibir. Este despegue del deseo de recibir es llamado el éxodo de Egipto.
[104130]
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 3 de Abril del 2013

Material Relacionado:
Cómo apurar a un burro: tirando de él y empujándolo
¿Estás sobre el “Burro” o el “burro” está sobre ti?
Deja que el burro trabaje para el humano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta