Unidad y un poco Jutzpah

Dr. Michael LaitmanPregunta: Esta tarde estamos organizando una lección especial que simboliza el final de las festividades de Pascua, la salida del ego. ¿Cómo debemos abordar esto con una plegaria máxima para cruzar el Majsom?

Respuesta: Esta llega de repente. Nadie sabe exactamente cuándo, nadie puede predecir nada. Pero Baal HaSulam escribe que el tiempo de Pascua es muy importante, en nuestro mundo que es un tiempo especial con respecto a las Luces Circundantes.

De hecho, la salida puede tener lugar en cualquier momento, cualquier día, pero al mismo tiempo, nosotros tenemos que hacer todo lo posible de acuerdo a la comunicación de la rama física con la raíz espiritual. Tenemos una oportunidad, y para este gran esfuerzo cooperativo se requiere, de igual manera, un poco de Jutzpah (Audacia).

– ¡Nos lo merecemos!

– ¿Por qué?

– ¡Porque sí!

Esto es obligatorio. Al respecto se nos dice: “Mis hijos me han vencido”. Aunque sé que no me lo merezco, a pesar de todo ello, yo exijo, aplico presión, y esta audacia es muy útil porque demuestra que voy más allá los límites de mi ego, creo que esto depende del Creador y es específicamente de Él que yo exijo lo que quiero. Aquí yace no sólo un arrebato emocional, sino un grito deliberado, un asalto necesario en Su dirección: “¡Hazlo!” Así es como se despiertan en mí los nuevos Kelim, las deficiencias adicionales.

Pregunta: ¿Qué se necesita para construir esta demanda a lo largo del día?

Respuesta: Es necesario concentrarse en la oposición que se formó en el momento de la salida de “Egipto”, en la conexión y la elevación por encima de nuestro ego individual y colectivo. En general, nosotros necesitamos una demanda con la adición de la audacia. Y lo principal es la unidad. Y no se distraigan con nada más.

Pregunta: ¿Cómo debe uno ser audaz con respecto a esta plegaria, y al mismo tiempo pedir en nombre de todos, junto con todos?

Respuesta: Está escrito que nosotros salimos de Egipto en la oscuridad de la noche. Esto no quiere decir que sea necesario esperar hasta que se haga de noche ni que apaguemos las luces de la casa. No, esta es la oscuridad del ego, la cual sentimos dentro de nosotros cuando nada más puede salvarnos y no hay ninguna posibilidad de escapar.

Tenemos que correr hacia el centro del grupo, hacia el amor de amigos, al amor por los demás. Es necesario que nos concentremos en esto; sólo necesitamos la importancia de esto. La Luz revela los Kelim y los corrige. Todo proviene de ésta a excepción de la plegaria para que ser ayudados.
[103943]
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 31 de Marzo del 2013, Escritos de Rabash

Material Relacionado:
En el camino correcto gracias al Faraón
Todo el mundo está en el exilio, la Tierra entera es Egipto
En busca del último remanente del ego

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: