Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón

thumbs_laitman_527_03La meta del ser creado es disfrutar de todos los placeres que el Creador quiere darle, ¿pero de qué placeres estamos hablando? El Creador no puede darle al ser creado menos que Su propio nivel, dado que, de otra manera, esto no se considera otorgamiento y amor. La actitud del Creador hacia el ser creado está determinada por la ley de “Ama a tu amigo como a ti mismo”. Él exige esto de ustedes, pero ustedes tienen derecho de pedírselo, en respuesta, ya sea que Él actúe de acuerdo a esta ley o no. Si Él lo hace, entonces debe existir tal ley en la naturaleza.

¡Esta ley si existe! Es la actitud de Keter hacia Maljut, hacia el ser creado, “Ama a tu amigo como a ti mismo“. Maljut debe llegar a la misma actitud de “ama a tu amigo como a ti mismo” mediante la Luz que Retorna. Esto es llamado otorgamiento mutuo, amor mutuo. Todo es muy simple.

El Creador es pleno, Él es amor y otorgamiento total y por lo tanto, Él le da a la creación todo esto. De esta manera, Su actitud es llamada las cuatro fases de la Luz Directa.

Sin embargo, el ser creado no puede relacionarse con el Creador de la misma manera directa y adquirir la misma forma, puesto que él sólo recibe del Creador en las cuatro fases de la Luz Directa. Con el fin de relacionarse con el Creador de la misma manera, el ser creado debe pasar por todo el proceso de desarrollo a lo largo de todo el camino hasta el final de la corrección.

Después de todo, es cuestión de actitud. El problema no es recibir placer del Creador, sino que se trata de cómo lo siento y cómo se lo retribuyo a Él. No hay problema en el hecho de recibir placer. Maljut de Ein Sof (Infinito) lo recibió y este además lo llevó a la “primera restricción”. El Creador le dio una chispa mientras aún estaba en la fase uno de la Luz Directa, y sintió que estaba obligada a otorgar en respuesta. Ella no quiere recibir solamente.

La fase dos surge de la fase uno, dado que de otra manera todo terminaría en la fase uno. Resulta que el problema no es recibir del Creador, ¡sino la sensación de que ustedes deben retribuirle y no tienen nada qué darle a Él! ¿Cómo le retribuyen a Él? No pueden darle de regreso la Luz que recibieron de Él, ya que es como si le retornaran al anfitrión los refrigerios que Él preparó para ustedes, para que Él los coma. Esto es imposible porque el Creador mismo está frente a ustedes.

Él les muestra Su buena actitud y esta se revela como el placer que llena todos sus deseos, ¿Pero qué es lo que valoran de esto? ¿Es Su actitud hacia ustedes? ¿Es Su amor o el placer en sí, sin tomar en cuenta al Creador? Supongan que les traigo algo que realmente aman y ustedes lo rechazan ¿Lo rechazan por la comida en sí o porque se los traigo con tanto amor que no pueden aceptarlo?

Si un mesero en un restaurante les trajera ese platillo, lo aceptarían sin ninguna duda y disfrutarían su sabor. Sin embargo, rechazan aceptarlo de mí, dado que no pueden retribuir mi actitud, mi amor. Ustedes se restringen con respecto al amor. No pueden soportarlo porque esto requiere que sea algo mutuo.

Ustedes deben calcular el amor ya que esto es lo que les causa vergüenza. No sienten ninguna vergüenza con respecto a la comida, puesto que piensan que, porque el Creador los ha creado, Él debe alimentarlos y llenarlos. Es obvio. Sin embargo, ¡No pueden retribuir Su amor! De la “primera restricción” en adelante, ustedes buscan una forma de soportar este amor, de examinar qué es el amor, cómo se revela, de dónde viene, cuál es la conexión entre este amor y el placer que sienten en su deseo, y cuál es su parte en toda la Luz de NRNHY que llena las vasijas.

Cuando alcanzan un estado en el que piensan que puedes recibir con el fin de otorgar en el mundo de Nikudim, están rotos, y toda esta ruptura es en realidad a causa del amor, porque ustedes no podrían tomarlo en cuenta. Aún no entienden su raíz dado que esta pertenece al Creador. El amor de éste estado llega a ustedes desde Él, y esa es Su sensación. Este evoca en ustedes ciertas reacciones que no entienden.

No entienden qué significa esta sensación y por qué de pronto sienten vergüenza, incomodidad, y no pueden soportarlo hasta el grado en que comienzan a pelear con Él, principalmente para destruir la sensación de desagrado que sienten a causa de Su amor hacia ustedes.

La ruptura de las vasijas nos permite establecer el odio en contra del amor, entonces el “Monte Sinaí” fue el punto de partida de la nación. No seríamos capaces de trabajar en ello sin la preparación en el exilio de Egipto y el deambular en el desierto. Por lo tanto, como está escrito, “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón”, lo cual es toda la esencia de la conexión.

(107736 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/17/13, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado: 

La vergüenza como motor para el avance espiritual
La vergüenza es lo opuesto a la perfección
El material para el avance

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta