Aprendiendo sobre la estabilidad de la Luz

Dr. Michael LaitmanLa primera regla y la primordial es que la Luz superior está en absoluto reposo. La influencia del Creador en nosotros es constante, como está escrito, “No existe nadie más aparte de Él”; Su manifestación, HaVaYaH es invariable. Por lo tanto, las reacciones y cambios dentro de nosotros deben alcanzar estabilidad y dejar de cambiar para que haya también por nuestra parte una relación permanente de existencia en absoluto reposo, es decir en perfección.

Además, si todavía sentimos cambios constantes dentro de nosotros, si sentimos el tiempo, movimiento o lugar físico o espiritual, esto es una señal de que la criatura todavía no ha alcanzado perfección. Nosotros debemos anhelar un estado en el que todo sea invariable, donde la adhesión sea permanente.

Todo nuestro trabajo es actuar en aquellos que hay por fuera de nosotros y ayudarles a los amigos a alcanzar este tipo de estado. No podemos influenciarnos a nosotros mismos. Nadie trabaja en sí mismo ya que la persona no es dueña de sí misma. Sin embargo, debido a que estamos en un sistema integral cerrado, resulta que toda acción se hace sólo por fuera de la persona y se direcciona hacia los demás y desde los demás, hacia la persona misma. La persona no puede actuar sobre sí misma.

Por lo tanto, todas las actividades se hacen dentro del grupo, en un grupo de diez. Junto con esto, yo necesito desear que la acción del grupo en mí, me mantenga en un estado perfecto y permanente. Si nos comportamos así hacia los amigos y ellos se comportan de esta manera hacia mí, entonces a partir de esto, nosotros aprendemos cómo comportarnos con el Creador. Según el grado en que nos conectemos correctamente con Él, descubrimos Su relación con nosotros, hasta que alcanzamos una conexión y adhesión permanentes.

Todos los cambios están destinados a mostrarnos dónde nos falta aún la estabilidad para que así alcancemos reposo absoluto. Por consiguiente, una de las principales reglas de comportamiento en el grupo, determina que la persona no puede influir sobre a sí misma. En lugar de esto, ella es activada e influenciada sólo por el entorno. Según el grado en que la persona influya sobre los demás, ella se descubre a sí misma, desarrollando dentro de sí la sensibilidad hacia las influencias externas similares de los amigos.
 [107831]
De la Preparación para la Lección diaria de Cabalá del 5/20/13

Material Relacionado:
Acuerdo completo hasta el punto del autosacrificio
Anulándome por primera vez
Sometiéndonos voluntariamente a una operación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: