Bajo la autoridad del dinero

Dr. Michael LaitmanPregunta: En este momento, todo el sistema de salud en muchos países está siendo transfiriendo a los rieles del gobierno y casi recuerda a una cinta transportadora. Los médicos se esfuerzan por ver tantos pacientes como les sea posible y pasar el menor tiempo con ellos, mientras puedan. Con el fin de obtener atención adicional de sus médicos, los pacientes tienen que pagar dinero extra.

A lo largo de toda la era del desarrollo de campo de la medicina, los médicos nunca han sido ricos. Eran famosos, eruditos, pero nunca ricos. En concordancia con el avance de los deseos, la aspiración a ser rico es lo primero. Después de eso, viene el deseo de ser respetados y famosos, mientras que la aspiración de convertirse en le sigue a todos ellos. En la medicina, funciona al revés. ¿Por qué nuestro sistema médico ha caído tan bajo? ¿Por qué se valora el dinero antes que el respeto, el conocimiento, e incluso antes de que el deseo de ayudar a otros?

Respuesta: Este fenómeno está ocurriendo no sólo en el campo de la medicina, sino en todas las esferas de las actividades humanas. Las personas (a diferencia de la materia inanimada, vegetativa y animar) crecen constantemente, debido a su egoísmo, la base de la naturaleza humana. Nuestros deseos se vuelven más egoísta; estos nos controlan cada vez más, separándonos así a los unos de los otros.

En algún momento, nosotros vivimos en familias grandes, pero ahora nos negamos a tener incluso una pequeña familia. Todos quiere vivir separados hoy en día; el número de divorcios aumenta, las personas no quieren casarse, tener hijos, etc. Nuestro egoísmo ha crecido a un nivel en el que este nos separa con mucha más fuerza que antes y en vez de elevar nuestro deseo de obtener conocimientos, alcance y logros, éste trae por adelantado el deseo de dinero y nos hace la vida muy pragmática. El mundo entero depende del dinero, todo está sujeto al dinero. El dinero es poder.

Anteriormente, el respeto, la gloria y el poder no dependían del dinero. El honor estaba por encima de todo. Durante los últimos cien años, nuestro egoísmo creció a tal medida, que no podemos ver nada diferente a los signos de dólar. Todas las esferas de la actividad humana, como la ciencia, las artes, o cualquier tipo de creatividad que continúa atrayendo a muchas personas, antes eran consideradas nobles, cosas como la poesía o la investigación científica hacen que muchos artistas y científicos sacrifiquen sus vidas. Ya nadie los considera dignos más.

Hoy en día, las cosas como las artes y la ciencia están totalmente controladas y totalmente suprimidas por dinero. Los artistas y científicos sólo tienen que cumplir con este nivel. A veces ellos experimentan aun tendencias abnegadas, pero tienen que suprimirlas de inmediato. Los artistas y científicos son mantenidos en marcos angostos, porque entienden que su éxito depende directamente del apoyo de sus patrocinadores y del tamaño de su cuenta bancaria.

Hoy en día, las esferas de la vida que son extremadamente queridas para nosotros dependen directamente del dinero, porque los sistemas financieros vigentes las compran, tomándolas así bajo su gestión directa. Todo lo anterior también se aplica a los medios de comunicación que dependen por completo de aquellos que les pagan.

Incluso la educación en las escuelas no recibe la debida atención, porque su objetivo es promover un instinto gregario en los estudiantes y reprimir su individualidad para que no cultivar una actitud benévola, no financiera, altruista. De esta manera, se hace muy fácil determinar cuán valioso es uno, cuánto puede comprar, y quien lo controla.

El último medio siglo demuestra la misma tendencia en el sistema de salud en todo el mundo. La razón principal para ello es el hecho de que este campo es extremadamente solicitado. Casi todos lo usan: Nosotros nacemos dentro de este sistema; podemos continuar nuestro desarrollo en él, tenemos que usarlo constantemente, y también terminamos nuestra vida dentro del mismo sistema. Así que, el campo de la medicina es muy “fértil” y trae enormes remuneraciones, haciendo de tal manera médicos ricos y permitiéndoles aprovechar el sistema.

Además, nuestra dependencia de numerosos medicamentos (la mayoría de las veces ni siquiera es necesarios) prescritos por los médicos, sin importar si son realmente necesarios, nos obliga a tomarlos; esto se traduce en enormes ganancias. Incluso si los medicamentos no cuestan mucho, aun así sus ventas convierten el sistema de salud en un monopolio que drena constantemente los recursos de la población. Es por eso que se difunden muchos rumores sobre “enfermedades terribles”, diversas amenazas, etc.

Esto explica por qué hay una competencia tan grande entre los fabricantes de medicamentos. Además, se produce una gran cantidad de equipo de “diagnóstico” innecesario. Los círculos que toman ventaja económica de este estado de cosas presionan a sus gobiernos para incluir los gastos médicos relacionados con la canasta de atención médica “libre” y “obligatoria”. En otras palabras, estamos atados a un sistema que nos explota a expensas de nosotros; todos estamos completamente indefensos aquí.

Junto con el sistema de salud estatal obligatorio, también hay un sector privado que es mucho más caro y aún más inexplicable. Por supuesto, éste se justifica a sí mismo hasta cierto punto, dado que los médicos privados sólo tienen que curar a sus pacientes; de lo contrario, no van a tener clientela. Por otro lado, las personas tienen que pagar costos muy altos para recibir tratamientos adecuados. Así, la humanidad ha recibido todo tipo de pruebas de que el egoísmo es la causa principal de la destrucción de nuestra salud y eso nos impide ir por un camino correcto de vida.

Estas doctrinas se aplican no sólo a la atención médica, puesto que la salud comienza con el aire puro, la alimentación balanceada, una buena ecología y una actitud de preocupación por los demás. Es por eso que todo en la vida requiere corrección, con el fin de construir una buena base para el mantenimiento de la salud humana.

La gran pregunta es si esta tarea coincide hoy con los médicos, fabricantes farmacéuticos y de equipos médicos de intereses para la salud. Una cosa que es muy obvia: la gente común sufre por la forma en que esto está organizado actualmente.

(105586 – Del Kab.TV “Medicina del futuro” del 7 de Abril del 2013)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta