Colocando al Creador al servicio de la meta

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Arvut” (Garantía mutua): En el lado positivo, si ellos mantienen la Arvut hasta que cada uno cuide y satisfaga las necesidades de sus amigos, ellos pueden observar plenamente la Torá y los mandamientos, es decir darle contento a su Hacedor.

Las relaciones con el Creador se establecen en una vasija colectiva bajo la influencia de la Luz general. La forma general de otorgamiento que se nos revela es el Creador. Por lo tanto, como está escrito: “Israel, la Torá, y el Creador son uno”.

Pero por ahora, nosotros tenemos que considerar al Creador como un medio y no como la meta. Nuestra meta debe ser la conexión en el grupo y la garantía mutua. Si defino garantía mutua como la meta inamovible y que no hay nada más sublime que eso, yo debo jalar todas las fuerzas en conjunto, y el Creador me sirve para eso.

Al demandar la Luz que Reforma, en realidad queremos que el Creador nos sirva y nos corrija. Esta es la razón por la que la atraemos, y no tenemos nada de qué avergonzarnos. Eventualmente, se trata de este estado que está escrito: “Mis hijos me han vencido”. Nuestro enfoque aquí debe ser muy práctico y eficiente.

Entonces, nosotros formamos una vasija colectiva y luego desarrollamos nuestra actitud hacia el Creador, comenzamos a entender quién y qué es Él y qué se oculta detrás de este concepto.

Todo se alcanza en las vasijas (deseos), dentro de los deseos, y no mediante pensamientos abstractos que no tienen nada que ver con la comprensión del Creador. Aun no nos hemos acercado a Él, pero ya estamos tratando de imaginarlo, y a través de eso, creamos un ídolo….

(106728 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de Mayo del 2013, “Garantía mutua”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: