El adaptador entre el Creador y yo

Dr. Michael LaitmanPregunta: Además de la oración, ¿qué le ayuda a la persona a “cortar el ego en pedazos” una y otra vez?

Respuesta: La pregunta misma es incorrecta. No hay ningún otro medio además de la oración. La oración es la conclusión de toda las etapas correctas de escrutinio, en la que se hace claro que no tengo nada más en que confiar puesto que yo soy esta criatura, soy el resultado de las fuerzas superiores. Lo único que me queda es volverme hacia el origen desde donde todo evoluciona dentro de mí. Es decir al origen que me domina al cien por ciento.

Las reglas del sistema no están sujetas a cambios. De tal manera que si yo soy su derivado, ¿qué puedo hacer? Mi cerebro sólo me ayuda a entender que estoy capacitado. De aquí, esto puede darme un consejo práctico: “Vuélvete hacia el Creador”.

Eso es todo. ¿Qué otras posibilidades pueden haber? Los disturbios y fricciones entre nosotros no ayudarán; por el contrario, estos rompen todo el sistema, e incluso esto sólo ocurre ante nuestros ojos. Porque, de hecho, nosotros no restamos o sumar algo, simplemente no llevamos a cabo la única acción en todo este mundo físico que se nos dio.

Así que dejemos de comportarnos como toros sostenidos por los cuernos y pensemos en lo que realmente podemos hacer. Todo lo demás, de una u otra manera, no producirá nada. Sólo la oración permanece.

Pero, ¿cuál debe ser la forma de la oración? ¿Cómo se eleva esta petición por sobre la corrección de Maljut que quiere adquirir la característica de Bina? Con respecto a esto tenemos que trabajar. Si ya hay una fuerza que actúa dentro del sistema operante, esta debe ser activada. Para mí, abajo, existe una posibilidad como ésta: Despertar, clamar por esta fuerza, según el grado de deseos del nivel de Adam que haya dentro de mí.

Y de manera inversa, si no me despierto, yo no estoy conectado con ella y me quedo en el nivel de una bestia. En este caso esta actúa en mí directamente, de arriba hacia abajo, sin mi participación.

Se me dio el punto en el corazón, de tal manera que soy capaz de llegar a la pregunta correcta y elevar mi petición. Pero primero tengo que comprobar y preparar todo lo que se  requiere, aclarar qué depende de mí y qué no, dónde me encuentro, y cómo organizar mi petición para que alcance el objetivo y sea influyente.

Ustedes ven que lo que me guía es un sistema de leyes que no está sujeto a cambios, carente de inteligencia y emoción. Incluso si tuvieran que pararse en la cabeza ante esto, no ayudaría. Esto nos habla de que yo necesito construir mi estructura de la manera correcta, lo cual es llamado “existencia” de abajo hacia arriba, dentro de las diez Sefirot de la Luz Retornante. Incluso si yo fuera a gritar de acuerdo a mi comprensión de todos los mecanismos de lo que está ocurriendo, a pesar de todo ello, dentro de mi grito todo debería estar arreglado correctamente.

Así que para ello, la Luz superior me da un entorno preparado en el camino correcto para desarrollar mi grito. Si me relaciono con un grupo como un Kli que ya está listo para transmitir mi grito poco claro, construido a partir del deseo, pero todavía sin forma como un niño, entonces este grito adquirirá la forma correcta. Esto hará que sea posible alcanzar la fuente, la fuerza que actúa dentro de la creación.

En respuesta, esta fuerza desciende nuevamente sobre mí a través del entorno. De lo contrario, yo no estaría preparado para recibir la Luz y esta simplemente me quemaría. Específicamente, la Luz superior influye en mi conexión con los amigos según mi grado de lealtad para con ellos. Esta influye en el lugar en que nos conectamos, en coordinación con esto, dado que sólo allí yo me acomodo a ella.

Así que por mi parte es necesario que haya una petición que pase a través del entorno, haciendo posible que ellos oigan. Y de parte del Creador, la Luz también llega a través del entorno, se acomoda a mí, de tal manera que yo seré capaz de aceptarla, sentirla y entenderla.

De ello se deduce, que el entorno es un adaptador mutuo de dos vías entre el Creador y yo. Todo ocurre dentro de este sistema llamado “grupo”, “pueblo”, o más correctamente, un alma.

(105953 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Abriel del 2013, Escritos de Baal HaSulam “Garantía mutua”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: