El mundo después de la Convención o el balón está en nuestras manos

Dr. Michael LaitmanPregunta: Me gustaría que después de la convención, el mundo fuera un mejor lugar, un lugar donde nadie se aproveche de otros, donde no haya más dolor, donde mi cuenta bancaria esté bien, y la vida sea buena. ¿Es eso posible?

Respuesta: Creo que está en nuestro poder. Imaginen que muchos de nuestros amigos de todo el mundo se unen en torno a esta convención. Estas son las personas que tienen las chispas espirituales, las partículas del mundo superior. ¡Si nosotros las conectamos todos, podemos hacer cualquier cosa!

Dado que nuestro mundo es inanimado, no tiene el poder para cambiar nada. Ahora, cuando esto se vuelve tan claro, vemos que nadie se puede manejar el mundo, y que nadie sabe cómo manejarlo bien.

Hace uno o dos siglos podíamos hacerlo, puesto que nuestro ego aún no estaba tan desarrollado, y podíamos cambiar la forma en que lo usábamos. Sin embargo, ahora es imposible. El ego se ha vuelto cerrado, se ha vuelto redondo, y por eso nadie en el mundo sabe qué hacer con él.

Sólo nosotros podemos aprovechar el hecho de que éste se ha vuelto redondo, es decir que está conectado y atado a los demás, mientras que los egoístas no pueden hacerlo, dado que todos ellos están separados. Así que, cuando el mundo se vuelve global, fuertemente conectado, y mutuamente interdependientes, cada uno alza sus manos en desesperación, y nadie sabe qué está ocurriendo. Vemos que ellos ni siquiera pueden administrar los sistemas financieros, no porque no tengan el conocimiento suficiente, sino porque las reglas en el mundo ha cambiado.

La conexión integral, el sistema analógico que ahora comienza a hacerse cargo, no permitirá que un individuo o un grupo de egoístas manejen las cosas. Sólo si ustedes establecen un sistema analógico entre varias personas pueden cambiar el mundo, de alguna manera, usándolo como un panel administrativo. Los egoístas no pueden hacer eso. Sólo nosotros podemos hacerlo, y esto también incluye a sus cuentas bancarias.

Por lo tanto, todo está en sus manos. Si ustedes nos piden que nos conectemos con ustedes, podrán ver cómo esto sucede. No es misticismo o magia, sino las leyes espirituales reales, lo que significa que ellas están por encima de nuestro mundo. Si cambian positivamente la forma en que funciona el sistema, ustedes verán hasta qué punto cambian las cosas en el mundo corporal, dado que nuestro mundo es un resultado de las fuerzas espirituales. Nada sucede por sí solo. Todo es administrado por una fuerza interna a la cual ustedes tendrán acceso.

Por lo tanto, ustedes entenderán por qué tenemos que sufrir en este mundo, incluyendo un sobregiro en su cuenta bancaria y todo lo que está sucediendo en el mundo. Todo esto tiene el propósito de despertarnos para que nos elevemos hacia la fuerza superior, aunque sea con el fin de manejar nuestra vida corporal. Desde la altura de esta fuerza, nosotros podemos hacer algo realmente, pero mientras no lo hagamos, los problemas y las dificultades de nuestro mundo solo se acrecentarán. Por lo tanto, el balón está en manos de ustedes.
[107172]
De una Charla sobre la preparación para el Congreso de Nueva Jersey del 5/10/2013

Material Relacionado:
La Convención en Nueva Jersey: Unidos en uno
En el sistema analógico, el “casi” no cuenta
La integralidad de la que no podemos escapar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: