La astuta dulzura del dolor

Dr. Michael LaitmanPregunta: A lo largo del camino espiritual se descubre el mal del ego, y, no obstante, este también es agradable, puesto que yo aspiro a algo más.

Respuesta: Si yo disfruto del dolor, aunque este también me conecta con el Creador, es impureza, llamada Klipá (cáscara) que protege el fruto hasta que ella madura. Este me protege para que yo mantenga la conexión con el Creador, pero aún no es el estado correcto. Después de todo, la dulzura de este dolor es una revelación segura del Creador. Yo creo que el dolor proviene de Él porque de lo contrario, Él no puede llamar mi atención. Si estoy de acuerdo con esta dulzura egoísta y disfruto de ella, significa que estoy en impureza.

El asunto es hasta qué grado puedo yo soportar el dolor en el estado actual y, al mismo tiempo, entender que es esencial para mantener la conexión con el Creador. ¿Cómo no caer en el placer a través de este dolor? ¿Cómo puedo detener este momento en el que estoy en contacto con este y entrar de inmediato en el camino correcto?

Después de todo, me siento atraído por la dulzura. Yo desciendo y me rindo ante la astucia del ego, que me atrae como una serpiente por la dulzura de este dolor con propósito. Las diferentes religiones y creencias basadas en el sufrimiento del justo se derivan de esto.

Pregunta: ¿Cómo puedo yo enfocar el proceso en el camino correcto?

Respuesta: Yo le pido ayuda al Creador, quien es Bueno y Benévolo. Él quiere que yo me sienta bien en la relación con Él y que el bien me lleve hacia Él, pero ¿cómo puedo hacer eso?

Si yo siento el vacío, amenazas, problemas y oscuridad en mi deseo egoísta, entonces, como resultado de mi desesperación, mi deseo de recibir busca la fuente del mal, incluso si se trata del Creador. Esto me recuerda alguna causa superior preliminar de la que surge todo.

Sin embargo, ¿Qué debo hacer si lo disfruto, si mi deseo se llena, si siento al mundo entero a mis pies? Mi vida está bien, yo estoy plenamente satisfecho, y nada ni nadie me amenaza. Tengo un sinfín de lingotes de oro en mi almacén. Soy saludable, estoy lleno de energía, y tengo en qué invertirlos.

Al mismo tiempo, todo esto me oculta al Creador y excluye de mí cualquier pensamiento acerca de Él. Si el dolor y el vacío me empujan hacia Él, entonces el placer me aleja de Él.

La pregunta es, ¿cómo prefiero avanzar: por el camino del dolor o por el camino del placer? Después de todo, en este estado, el camino difícil es el camino del placer que me “encierra” y elimina todas las opciones. ¿Cómo puedo pensar en la fuerza superior si no me falta nada en la vida?

Resulta que el camino de “yo lo aceleraré” no es simple en absoluto, en comparación con el camino de “a su debido tiempo”. Cuando yo avanzo según lo programado, mis fuerzas son suficientes. El sufrimiento, el vacío del deseo egoísta, me empujan hacia el Creador. Al mismo tiempo, sólo por el camino de “yo lo aceleraré” tenemos libre albedrío.

Si quiero acelerar mi avance cuando me siento bien, yo necesito un grupo. Mi deseo privado ha “engordado” y se ha vuelto “pesado”, y simplemente por eso yo necesito a los amigos, necesito deseos externos adicionales. Sólo por medio de la conexión con ellos puedo avanzar.

Cuanto más avance hacia el final de la corrección, más deseos externos necesito. Mis deseos internos están llenos, y ellos de inmediato me arrojan fuera del camino.

Pregunta: ¿Cuándo se revela el Creador de esta manera?

Respuesta: Cuando tú quieras restringirlo a Él, en otras palabras, cuando dejes de desearlo a Él y en vez de eso, quieras otorgarle a Él. Después de todo, cuando pides Su revelación, tú quieres descubrir el atributo de otorgamiento, el otorgamiento real y no como un otorgamiento “comercial” en el que das algo para obtener algo a cambio. Esto es otorgamiento a fin de recibir. Por otro lado, cuando comienzas al menos a otorgar a fin de otorgar, ni siquiera a recibir a fin de otorgar, tú empiezas a conocer un poco los atributos del Creador. Más tarde, cuando recibas con el fin de otorgar, ya comienzas a localizar los atributos del Creador dentro de ti, a identificarlos dentro de ti, y a alcanzarlo a Él.
[106522]
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 5/2/13, “Garantía mutua”

Material Relacionado: 
Las mismas palabras pero sin cáscaras
Los actores y los espectadores
La primera respiración

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: