La prueba de lealtad de tres días

Dr.Michael LaitmanEstar en un estado de Katnut (pequeñez) en un cierto nivel ya es considerado tener un pie en este siguiente nivel. Vendrá un tiempo en el que ustedes crecerán y estarán en un estado de grandeza. Es decir, en el que ya son llamados con el nombre de ese gran nivel. Existe una gran diferencia entre ser un cachorro y ser un bebé, un pequeño ser humano.

En un estado de pequeñez hay auto anulación y concesión, ustedes se limitan conscientemente a sí mismos. En nuestro mundo, un niño pequeño no sabe qué vasijas tendrá cuando crezca. En nuestro mundo, él juega con juguetes, con un carro de juguete. El sueño de mi pequeño nieto es ser conductor de un camión de basura, dado que él ve este lindo camión que hace tanto ruido; él no sabe aún cuál será su siguiente nivel, o qué querrá cuando crezca.

En espiritualidad, cuando ustedes están en un estado de pequeñez no conocen el nivel en sí, pero ya conocen sus vasijas dado que tienen que llevar a cabo una restricción en ellas. Esto se debe a que un estado de pequeñez es parte del nivel completo, y tienen que restringir su AHP. No saben qué significa ser grande en este nivel ya que no lo han alcanzado, pero ya imaginan cómo será; entienden sus vasijas, y esto les da la fuerza para llevar a cabo una restricción y limitarse.

Ustedes se anulan ante el superior, lo cual significa que están dispuestos a renunciar a todo lo que tienen ahora y a permanecer en “fe por encima de la razón“, con el fin de asemejarse al superior en el futuro ¡Lo hacen en aras del futuro! Aquí se forma una conexión entre los dos niveles: Estando en un estado de pequeñez, ustedes visten su GE en el AHP del superior. Quieren ser como el AHP del superior y entonces restringen su propio AHP, sus vasijas de recepción, y para esto necesitan un gran poder de superación.

Un estado de pequeñez no es sólo una niñez libre de preocupaciones, en el que no necesitan “romper sus cabezas” con nada, más bien es un estado que exige en realidad gran valor y superación. Tienen que sentirse plenos en cada estado: Ustedes no usan su AHP, pero esas vasijas les son familiares y saben hacia dónde van. De otra manera su trabajo no sería completo y no serían capaces de anularse.

Ustedes ven al superior y entienden que es posible adherirse a Él ahora, como un niño para crecer, al principio incluso sólo un punto a partir del cual comienza la adhesión. Renuncian a todo lo que tienen. El Ibur (concepción) comienza a partir de los tres días de asimilación del semen; lo cual simboliza el anularse a sí mismos en todas las tres líneas.

Primero, en la línea izquierda, ¡permanecen adheridos al superior según el grado en que su ego se les revela, aun cuando descubren que no están de acuerdo con ello de ninguna manera! Tras haber hecho eso y haberse adherido al superior, las cosas se ponen más difíciles: La Luz viene y quiere llenarlos con todos los placeres y darles el mundo entero de un extremo al otro ¡Pero ustedes se niegan a aceptar todo eso y sólo quieren estar en adhesión con el superior! Esta es la línea derecha.

Después viene la línea media, y entonces todo este tiempo es llamado “tres días de asimilación del semen”. Es decir, tienen tanto el alcance del Creador, como Su reconocimiento, ustedes tienen todo lo que quieren dentro de Él. Sin embargo, no quieren recibir nada: ni el alcance ni el entendimiento. Sólo quieren adhesión con el superior, y desean no recibir ningún beneficio propio de esta adhesión, ¡nada en absoluto, nunca! Esto es llamado el tercer día de asimilación del semen, tras el cual el embrión comienza a desarrollarse.
(105957)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/23/13, TES

Material Relacionado:
Un niño que crece para ser la alegría de sus padres
Estoy embarazado con el mundo entero y el mundo está embarazado de mí
El comienzo de la corrección en tres líneas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta