La realidad corporal es la mayor benevolencia del Creador

Dr. Michael LaitmanPregunta: Después de habernos dividido en grupos de diez, parece que estamos empezando un nuevo proceso. Después de muchos años de trabajo conjunto con los amigos, yo ya he acumulado un buen número de “cargas” internas tanto positivas como negativas…

Respuesta: Todo esto no tiene nada que ver con el concepto real de un grupo. En un grupo real hay un compromiso mutuo, puesto que son uno. Todos estamos en el mismo barco, y tienen que trabajar en las relaciones entre ustedes. No se trata sólo de una obligación, sino que es simplemente imposible que podamos arreglárnoslas sin esto.

Hoy en día, ustedes sólo son amigos. Pueden elegir aquellos que con los que se sienten más a gusto, pero tiene una obligación con respecto a la estructura del grupo real. Si no lo hacen, entonces este todavía no es un grupo o un grupo de diez.

Nosotros sentimos el grupo por medio de nuestro compromiso, es como si yo me preocupara por un bebé, el cual tiene necesidades interminables. No se trata de sentirse complacido, sino del compromiso que tengo, dado que estoy comprometido con mis amigos. Tenemos que desarrollar estos dos aspectos, puesto que de lo contrario todo está perdido, no hay otra manera.

Es una verdadera maravilla, nos rompieron y a cada uno de nosotros se le dio una chispa que le permite conectarse con otras personas, conectarse artificialmente, tratar de conectarse a nivel corporal. Sin la realidad corpórea todas nuestras chispas estarían esparcidas infinitamente distantes entre sí y nunca seríamos capaz de acercarnos unos a otros. Pero vivimos en cuerpos físicos que nos permiten estar en otorgamiento mutuo y recibir entre nosotros. Los órganos corporales proteicos nos ayudan a establecer lazos y a conectarnos, a pesar de que las chispas siguen estando infinitamente lejanas unas de otras.

Nuestro ego actual pertenece a los cuerpos y no a las chispas, dado que aún no se trata de la verdadera inclinación al mal. Pero si empezamos a acercarnos unos a otros, incluso un poco a pesar del rechazo que sienten nuestros cuerpos, comenzamos a evocar la Luz que junta nuestras chispas.

Así que ustedes deben entender el alivio, la gran ayuda que significa esto en nuestro camino espiritual. Con la ayuda de un sistema tan tosco y bajo, nosotros podemos empezar a conectar las chispas. La Luz que Reforma influye en ellas, y mientras tanto atravesamos la fase actual, que es la más larga y la más difícil de todas las fases. Nosotros lograremos pasar a través de los otros niveles mucho más rápido, pero este nivel es el más grueso, puesto que aquí todo se hace con la ayuda de los cuerpos. Esta es la preparación para el trabajo directo con la Luz y los deseos, un escenario maravilloso, la mayor benevolencia del Creador. A pesar de que odio al amigo, aun así me conecto con él; esta es una oportunidad que está en contraste con la naturaleza. La naturaleza funciona de acuerdo a la honestidad y a la verdad, mientras que aquí hay un mecanismo basado en una mentira.

Así que ustedes tienen que anhelar y esperar el momento en que se sientan complacidos de ver a sus amigos como a sus propios hijos, y aún más que eso. Sí, sí, sentirán que el amigo es más valioso para ustedes que su propio bebé.

(107922 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de Mayo del 2013, Escritos de Baal HaSulam “Garantía mutua”)
Material Relacionado:

La participación personal requerida
La maldición de la abundancia inútil
Aferrándote al Creador sin disolverte en Él

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta