No seas un prisionero del sueño

Dr. Michael LaitmanDespués de una muy poderosa Convención de Hombres, nosotros sentimos una gran pesadez. Pero yo creo que debería ser lo contrario ya que hemos ascendido a un nuevo nivel, hemos recibido nuevos deseos y ahora tenemos que salir y luchar contra el mundo de mente estrecha al cual hemos retornado. Tenemos que luchar para que todas las confusiones y el endurecimiento del corazón que sintamos no desvanezcan nuestra sensación de asombro y júbilo. Si nosotros no permitimos que las cosas que se calmen, entonces todas las cerraduras se convertirán en aberturas y las puertas se abrirán.

Si tú te sientes pesado e indiferente, esto es señal que estás trabajando con tu egoísmo primordial puro. Así opera éste en su forma pura, como una sensación de un deseo oscuro extinguido que no se interesa por nada. Ahora a ti se te han dado otras diez libras o diez onzas de deseo, en realidad no importa cuánto, y tú has caído bajo este peso.

Tú no debes negarte a recibir el nuevo deseo ya que al hacerlo entonces se consideraría falta de respeto con respecto a la oportunidad de avanzar, al regalo que se te ha dado desde Arriba. Pero deberías pedir dos cosas: Del grupo deberías pedir apoyo, que te refuercen, garantía mutua y responsabilidad mutua y del Creador deberías pedir corrección, despertar, júbilo y la Luz.

Tú tienes que pedir. ¡No hay nada que puedas hacer además de eso! Si tú dejas de hacerlo, entonces caerás inmediatamente en un estado de inconsciencia. De modo que debes pedir y orar internamente de forma constante, centrándote en el grupo y en el Creador, aferrándote a esta plegaria. De lo contrario caerás en un profundo sueño.
[106251]
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/28/13, Talmud Eser Sefirot

Material Relacionado:
Pasos sobre un gran camino
El planeta de la gente durmiente
Despierta por lo menos la mitad del camino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta